miércoles. 20.01.2021 |
El tiempo
miércoles. 20.01.2021
El tiempo

Tomé ve ilegal un convenio suscrito en 2009 con Fomento sobre la N-120

Rotonda de la Rúa Ourense.
Rotonda de la Rúa Ourense.
El Ayuntamiento asumió hace 11 años el control de una carretera que no está construida ► Se van a iniciar trámites para denunciar el acuerdo y proceder a una reposición de la legalidad

El alcalde de Monforte, el socialista José Tomé Roca, considera ilegal un convenio suscrito en el año 2009 por su antecesor en el cargo, el nacionalista Severino Rodríguez, relativo a la titularidad de la antigua carretera Nacional 120. Se trata en concreto del tramo comprendido entre la Rúa Ourense y el límite municipal de Pantón, así como respecto a las consideraciones relacionadas con el remate de la ronda urbana, la que tiene que llegar hasta Piñeira y conectar con al actual Nacional 120.

Tomé anunció que se abrirá un proceso legal para denunciar un convenio carente de sentido. Indicó que, por un lado, el pleno de la corporación local nunca autorizó a Severino Rodríguez a la firma de tal acuerdo y, por otro, que el Ayuntamiento, como figura en aquel convenio, no puede hacerse cargo "dunha estrada inexistente". Y es que se considera vigente que la administración local debe hacerse cargo del último tramo de la ronda urbana, el que debe unir la rotonda de la Rúa Ourense con la N-120 a la altura de Piñeira, cuando se trata de una infraestructura cuyo planeamiento se remonta a la última etapa de Celestino Torres Rodríguez al frente del Ayuntamiento y que nunca fue ejecutada.

"Dificilmente pódese recibir e atender algo (ese tramo de la ronda urbana) que non existe, como tampouco ter nós que atender un tramo da N-120-A, desde a Rúa Ourense a Distriz, cando non é urbana. Hai uns invernadoiros e catro casas a súa beira, ademais de estar catalogados os terreos como solo rústico".

José Tomé repitió una y otra vez que ese acuerdo firmado en 2009 por Severino Rodríguez y el Ministerio de Fomento es ilegal, pues así se los han comunicado los servicios jurídicos de los que ha echado mano para analizar este asunto.

Con todo, en el pleno de mañana, el gobierno local iniciará los trámites para denunciar tal acuerdo y proceder a una reposición de la legalidad. La tramitación del expediente será larga, al constar de siete pasos, cada uno de ellos complejos.

Un largo camino que no se sabe cuándo acabará

El primer tramo de la ronda urbana se encuentra en servicio desde 1995. Parte de la Rúa Doutor Casares y finaliza en la Rúa Chantada. El segundo, entre las calles Chantada y Ourense, tuvo que esperar hasta el verano de 2005, fecha en la que comenzaron las obras. Su apertura al tráfico sucedió en el último trimestre de 2007. Este vial, de algo más de un kilómetro de longitud y dotado de caminos de servicio, fue costeado por la Xunta, que había invertido 1,2 millones de euros.

El tercero
En el plan original, que se remonta a 1990, se contempló que la ronda urbana confluyese en la N-120 a la altura de Piñeira. Sin embargo, 30 años más tarde nada se sabe sobre la construcción del último trayecto, solo que, tal como están las cosas, habrá que esperar.

Tomé ve ilegal un convenio suscrito en 2009 con Fomento sobre la N-120
Comentarios