María de los Ángeles Leónidas: "Tengo mucha suerte"

Una mujer suma en Monforte en los últimos años 57.000 euros de la Bonoloto, 25.000 de la Lotería Nacional y 7.000 de La Quiniela
La dueña del bar Cruceiro (izquierda) y la agraciada. EP
photo_camera La dueña del bar Cruceiro (izquierda) y la agraciada. EP

María de los Ángeles Leónidas todavía no se lo creía este martes, al ser cuestionada por este periódico. "Estoy flipando, la verdad es que tengo mucha suerte", subraya la mujer, a quien el pasado sábado le tocaron 57.056,58 euros de la Bonoloto.

La agraciada celebra que la fortuna haya estado de su parte en los últimos años. "Me tocaron 25.000 euros de la Lotería Nacional y unos 7.000 una vez en La Quiniela. Insisto en mi suerte", dice.

Tanto en el caso de la Lotería Nacional como en el de La Quiniela, María Ángeles selló los boletos en Vigo, ciudad en la que reside habitualmente, y los cobró en Monforte, donde están sus raíces al ser el lugar de nacimiento de sus padres, ya fallecidos. Sin embargo, el último premio que le guiñó un ojo, la Bonoloto, fue sellado y cobrado en Monforte. Concretamente, en el bar Cruceiro.

La propietaria del establecimiento, Laura Álvarez, también irradiaba felicidad. El pasado sábado solo hubo tres premios de La Bonoloto en toda España y uno de ellos cayó en su local.

"La Bonoloto nos está sonriendo. En octubre del año pasado ya repartimos 41.942 euros. Espero que esto sea un incentivo y que más gente se anime a probar suerte en nuestro negocio desde ahora", comentó la hostelera.

CLIENTE HABITUAL. María acude de forma frecuente al Cruceiro, un bar situado en el Campo de San Antonio. Casi siempre lo hace para probar suerte en alguno de los juegos de azar realizados por Loterías y Apuestas del Estado.

La semana pasada fue uno de esos días. Su apuesta conllevó cinco aciertos más uno complementario, que valieron el citado premio de 57.056,58 euros, cantidad que unida a las otras dos recompensas citadas rondan los 90.000 euros en los últimos años.

"Lo he ido repartiendo con mis hijos y mi marido, y así volveremos a hacerlo. También aprovechamos para hacer reformas en nuestras casas de Vigo y Monforte", cuenta María, quien ya planea para este bote de la Bonoloto.

"La casa de Monforte, donde vivían mis padres, está bien, pero hay que cuidarla. Después es posible que me dé algún capricho, en función de cómo vayan las cosas", explica María de los Ángeles antes de añadir que todo este dinero "me vendrá muy bien, ya que dentro de un año me jubilo".

La mujer nació en República Dominicana y se crió en Alemania, donde nacieron sus hijos. Después de muchos viajes a lo largo de su vida, asegura que lo que menos le apetece en este momento es coger aviones. Su motivación está entre Monforte y Vigo.

"Me encanta venir. Aquí encuentro mucha paz y tranquilidad y todo está a mano. La gente, además, es bárbara. Eso sí, veo que hay mucho que arreglar. Monforte es bonita, pero podía serlo mucho más", afirma la agraciada.

Comentarios