sábado. 22.02.2020 |
El tiempo
sábado. 22.02.2020
El tiempo

Un tándem exclusivo para Laura

Laura y su padre. BICICLETAS INTEGRAL
Laura y su padre. BICICLETAS INTEGRAL
El monfortino Manolo Díaz diseñó una bicicleta para dos personas única en España con el objetivo de que una niña pontevedresa con parálisis cerebral pueda disfrutar de ella sin peligro

Laura es una niña de 13 años natural de Arcade —en el municipio pontevedrés de Soutomaior— que padece una parálisis cerebral. Esa discapacidad le impedía disfrutar de algo tan cotidiano en la infancia como es andar en bicicleta. Usar un tándem e ir acompañada por uno de sus padres tampoco era una alternativa para ella. La familia encontró la solución en Monforte.

Manolo Díaz trabaja en Bicicletas Integral, un taller que lleva más de 40 años dedicados al mundo del ciclismo. Su especialidad son las bicis hechas a medida, montadas a mano y testadas antes de ser entregadas a su dueño.

Por un amigo en común Manolo conoció el caso de Laura y, como si fueran dos piezas de un rompecabezas que hay que completar, sus historias se unieron. El mecánico monfortino diseñó un tándem que es una pieza única en España y que sirve para que la pequeña disfrute en libertad de un paseo en bicicleta, como lo haría cualquier niño de su edad.

El tándem tiene dos juegos de pedales sincronizados y Laura va delante, agarrada a un manillar fijo que no influye en la circulación

La fórmula fue una gran dosis de imaginación y creatividad. Manolo tomó el modelo de un fabricante italiano y lo adaptó a las necesidades de Laura. Tras pedir el material necesario y montar el vehículo, la niña se desplazó con sus padres a Monforte para hacer pruebas y los resultados fueron satisfactorios. Laura tenía tándem.

A LA INVERSA. Manolo Díaz explica que normalmente es la persona que va sentada delante la encargada de dirigir este tipo de bicicleta tan particular. La discapacidad de Laura hacía inviable esta opción, pero tampoco podía ir atrás por el peligro de hacer movimientos bruscos y caer al suelo.

Vistos todos los inconvenientes, el fabricante de bicicletas monfortino optó por darle la vuelta al funcionamiento del tándem. Juntó los dos sillines de tal manera que Laura puede sentarse delante y prácticamente va en brazos de la persona que tenga detrás.

La niña tiene su propio manillar, pero es su padre o su madre, que ocupan el sillín trasero, quien dirige la bicicleta. Agarran el manillar principal y van a más altura que la niña para controlar en todo momento el tándem, que cuenta con dos juegos de pedales sincronizados. "Lo que se consigue es que Laura tenga que pedalear, pero sin la obligación de hacer fuerza si no lo desea. Es la persona que va detrás la que hace el movimiento imprescindible para que el tándem se mueva", explica el responsable de Bicicletas Integral.

Laura monta así en una bicicleta agarrada a un manillar fijo que no influye para nada en la circulación, pero el hecho de que tenga que pedalear le permite hacer ejercicio y sentirse bien. "Le da el aire y es libre. Al tiempo que practica deporte disfruta de la libertad de pedalear", asegura Manolo Díaz.

No hay otro tándem como este en toda España, diseñado de tal forma que Laura puede esquivar su problema y dar paseos en bici con sus padres, acostumbrados a viajar mucho los fines de semana. "Tuve que tomar unas medidas muy exactas para que el tándem cupiese en el ancho de una autocaravana. Es una familia muy activa que hace numerosas excursiones y actividades y les daba mucha lástima no tener la posibilidad de ir en bicicleta con la niña", comenta el fabricante.

FELICIDAD. Siempre se dice que la cara es el espejo del alma. La de Laura al montar en el tándem lo decía absolutamente todo. Al subirse acompañada de su padre y dar la primera vuelta por Monforte no paraba de sonreír.

"Esta niña no sabía lo que era andar en bici y disfrutar de ella. Le hemos hecho un regalo y su rostro al verla montar paga todo el trabajo y el esfuerzo", concluye un Manolo Díaz más que satisfecho con uno de sus encargos más especiales. Laura y sus padres cumplieron un sueño gracias a un taller de los de toda la vida ubicado en Monforte.

"Cuando vieron que podían llevar a su hija en bici me colmaron en bendiciones"

Manolo Díaz no tiene dudas a la hora de calificar la fabricación del tándem de Laura como un trabajo "muy emotivo". La pequeña lo agradeció, pero también los padres, que hasta dar con Bicicletas Integral no habían dado con una solución a su problema.

"Cuando vieron que podían llevar a su hija en bicicleta me colmaron de bendiciones. Fue muy gratificante ayudar a esta gente", relata Manolo Díaz. El fabricante del tándem cree que el hecho de contar con este artilugio puede ayudar a Laura y su familia a mejorar su calidad de vida.

"Estos niños, por su discapacidad, tienen una tendencia al sedentarismo. Ahora Laura está más liberada y eso permite que la relación en casa cambie", subraya Díaz. Según el dueño de Bicicletas Integral, no hay nada en España que se parezca al tándem de Laura. "Es el primero que se ha hecho así", concluye.

Un tándem exclusivo para Laura
Comentarios