En Taboada con estilo finlandés

Alberto Fidalgo es el actual campeón de Galicia y está entre los diez mejores atletas nacionales de la curiosa marcha nórdica

Alberto Fidalgo. EP
photo_camera Alberto Fidalgo. EP

El destino quiso que Alberto Fidalgo naciese en Bilbao y resida en A Coruña, pero es taboadés. Del primer municipio de la Ribeira Sacra que uno se encuentra al viajar de Lugo a Ourense se siente este deportista que ha encontrado hace poco su gran especialidad, en la que destaca hasta el punto de ser el actual campeón de Galicia. Se trata de la marcha nórdica.

Fidalgo siempre ha practicado deporte. Le gustan el montañismo, la escalada, el barranquismo y "como di miña nai, todos os deportes nos que poida perder a vida", bromea. De la marcha nórdica se enamoró en 2016. "Un día, na Coruña, organizaron unha charla que incluía unha iniciación. Fun ás dúas, vin que a súa práctica tiña moitos beneficios e decidín comezar", relata Alberto.

De aquellas, en Galicia no había mucha gente aficionada a la marcha nórdica, nacida alrededor de 1930 en Finlandia. Era el deporte que hacían los esquiadores de fondo para entrenarse durante las épocas del año en las que no hay nieve. Así aprovechaban los bastones y ejercitaban la técnica fuera de la temporada de esquí.

Creció tanto ese método de preparación que se convirtió en un deporte más, independiente del esquí, con sus propias federaciones y material específico. Casi un siglo después, Taboada cuenta con un campeón al que es habitual ver preparándose a lo largo y ancho de su territorio, por viñedos, pistas o el monte de San Cristovo.

"Non tiven continuidade ao principio. Retomei a marcha nórdica en 2022, nunha competición en León. Fun por probar, sen moitas expectativas, pero déuseme bastante ben e desde aquelas adquirín moita bagaxe e soltura", cuenta Fidalgo.

El culmen

El momento álgido llegó este año, con la proclamación como campeón gallego. Fidalgo también ganó la Copa Xunta y formó parte del club más destacado del curso, el Marcha Nórdica Coruña. Por si fuese poco, el taboadés está entre los diez mejores de España de esta disciplina.

Como todos los deportes técnicos, la marcha nórdica obliga a estar "moi concentrado para facer ben os movementos, porque nela avanzas movendo cara a adiante o brazo e a perna contrarios", explica el atleta. Supone una gran ayuda para "desconectar de todo".

Además, Fidalgo asegura que con la marcha nórdica "actívase o 90% da musculatura do corpo". Quizá eso explique que en Galicia "nos últimos dous anos aumentou moito o número de participantes, porque tamén é un deporte moi democrático", dice antes de añadir que lo único que se necesita es "camiñar e unha zona de terra ou terra compacta ben mantida".

El año que viene promete emociones fuertes. Fidalgo estará en otro club, O Cordal de Lugo, y quiere participar en el Europeo y el Mundial. "Patrocíname Casa Grande de Xanceda, a quen estou moi agradecido, e gustariame contar con algún máis", concluye.

Comentarios