martes. 11.08.2020 |
El tiempo
martes. 11.08.2020
El tiempo

En el sur prevalece la fuerza centrípeta

Un vecino de Monforte ejerce su derecho al voto en una mesa situada en la casa consistorial.
Un vecino de Monforte ejerce su derecho al voto en una mesa situada en la casa consistorial.
El líder de los socialistas en Monforte y presidente de la Diputación fue incapaz de aumentar el tirón del PSOE

En cualquier sistema en rotación, como el político, todos los objetos (partidos) se alejan de manera radial como si actuase sobre ellos una fuerza proporcional a sus masas y a la distancia que los separa de un supuesto eje sobre el que gira todo. Esa es la fuerza centrífuga que hay que compensar con la centrípeta para sujetar los objetos y ninguno de ellos acabe desapareciendo del plano.

Tal ley de la física se ha dado en los doce municipios que conforman la Ribeira Sacra, donde las fuerzas siguen compensadas. Los populares se mantienen con respecto a hace cuatro años, los socialistas; también, y el BNG, gracias a experimentos fallidos de otras formaciones similares, ha vuelto hasta el centro del punto de salida.

Monforte es un claro ejemplo de lo sucedido. El PSOE, a pesar de estar al frente de la alcaldía y de que José Tomé es el presidente de la Diputación de Lugo, solo ha sido capaz de mejorar de forma muy ligera los resultados obtenidos hace cuatro años (un 2,89%). Por su parte, al PP parece que no le han afectado todos su problemas locales, únicamente bajó un 0,32%. El ganador, por esas fuerzas físico-políticas, fue el BNG, que creció casi un 13%.

Tomé valoró los datos obtenidos por su partido en la capital de la Ribeira Sacra señalando que los números fueron buenos atendiendo a una menor participación, que cifró en un millar de personas. No obstante, se mostró contrariado por el resultado a nivel gallego, al tiempo que mostró todo su respaldo al líder socialista, Gonzalo Caballero.

El PSOE también obtuvo unos inesperados resultados en Chantada. Fue la tercera fuerza en número de votos con el 13,81% de los emitidos. Por delante se situó el BNG, con el 22,57%; llevándose más de la mitad del total el PP que desde hace solo un año lidera como alcalde Manuel Lorenzo Varela.

Si hay dos municipios con un marcado carácter popular en todas y cada una de las convocatorias para elegir a sus representantes, sea para el Congreso o el Senado, la Xunta o el Ayuntamiento son los de Quiroga y Carballedo. Siempre es Julio Yebra Pimentel, el regidor carballedés, el que se lleva la palma. Ayer, su PP obtuvo el 73,54% de los votos emitidos. En este municipio, si hubo algún consuelo para sus contricantes fue para el el BNG, que superó en votos al PSOE.

Al quirogués Julio Álvarez nunca le importó que su compañero de Carballedo le sobrepasase en votos, pues la capital del geoparque Montañas do Courel sigue ofreciendo al PP resultados más que sólidos. El domingo logró el 67% de los votos emitidos.

En la Ribeira Sacra solo hay tres municipios que no son gobernados por el PP, entre ellos Ribas de Sil (junto a Monforte y Brollón). El socialista Miguel Sotuela ejerce de alcalde desde 1988. En unas locales nadie le ha tosido hasta el momento, pero en todas las citas autonómicas sus vecinos prefieren a los populares. Algo similar sucede siempre en Brollón. Tiene un alcalde del BNG desde 2007 que en cada convocatoria autonómica, jamás es capaz de vencer.

En el sur prevalece la fuerza centrípeta
Comentarios