sábado. 04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo

El Supremo confirma las sanciones de un millón de multa y 3 años de cierre a Celtifarma

Almacén de Celtifarma en Monforte. TOÑO PARGA
Almacén de Celtifarma en Monforte. TOÑO PARGA

Tras cinco años de recursos judiciales, el alto tribunal cierra el caso y considera probado que el almacén farmacéutico con sede en Monforte compraba "cantidades importantes" de medicamentos a oficinas de farmacia "para su reventa"

Tras cinco años de recorrido judicial, el Tribunal Supremo cierra el caso Celtifarma y confirma la multa de 1.065.025 euros y el cierre durante tres años del almacén farmacéutico con sede en Monforte.

La sala de lo Contencioso del Supremo -en una sentencia con fecha del pasado 15 de febrero- desestima el recurso de Celtifarma contra la sentencia de 9 de julio de 2015 del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), que confirmaba las tres sanciones impuestas a la empresa por Sanidade en el año 2013, con cuantías de un millón, 50.000 y 15.025 euros, respectivamente.

Según se explica en la sentencia, la empresa cometió dos faltas muy graves y una grave por "realizar la adquisición de medicamentos a oficinas de farmacia o a otras entidades, centros y personas físicas sin autorización para la venta de esos productos".

La farmacéutica, con sede en la Rúa Abeledos número 148 de la ciudad del Cabe, reconoció que tenía depositados medicamentos en el almacén, pero alegó que adquirió cantidades importantes de ciertos fármacos para aprovechar los descuentos que le hacían en el precio de venta y que los depositó hasta que los necesitara.

También argumentó que guardaba cantidades considerables de algunos medicamentos tan solo como depositaria, ya que habían sido adquiridos por diversas farmacias que no tenían espacio para almacenarlos en sus respectivas oficinas.

El tribunal concluye que "no es lógico que farmacéuticos de lugares dispares (Marín, A Coruña o A Rúa) depositen medicamentos en el almacén de Celifarma en Monforte y que sea en cantidades superiores a las que venden en sus farmacias en un periodo de varios años".

Asimismo, ve menos lógico que una de las supuestas depositarias sea una farmacia de Sabadell, que "además", apunta, "reconoció haber vendido medicamentos a Celtifarma durante varios años".

La sentencia considera probado que la farmacéutica sancionada "no almacenaba los medicamentos a título de depósito, sino que era propietaria de los mismos, ya que los había adquirido a varias oficinas de farmacia para su reventa".

CUANTÍA. El fallo también hace referencia a la cuantía de la multa de un millón de euros, que es el grado máximo para las sanciones muy graves.

El Tribunal Supremo considera que la cuantía es proporcional, "por la intencionalidad de la empresa y que los hechos sancionados se realizaron de forma continuada en el tiempo y de forma organizada".

Igualmente, añade que ha supuesto "la inversión del circuito legal de distribución de medicamentos y se originaron riesgos sanitarios para el usuario final: desabastecimiento de los de difícil o imposible sustitución, conservación inadecuada (con la consiguiente pérdida de eficacia o seguridad), la dificultad de la eventual retirada del mercado de un lote concreto en situación declarada de alerta, o la entrada en el mercado clandestino".

CIERRE. Por otra parte, también a finales de 2013, la Xunta sancionó a Celtifarma con el cierre de su establecimiento de la Rúa Abeledos de Monforte durante tres años por una infracción administrativa muy grave, igualmente por adquirir medicamentos sin tener autorización para la venta de estos productos.

El 2 de julio de 2015, el TSXG confirmó la sanción y la empresa recurrió la sentencia ante la sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo, que el pasado 27 de febrero también falló en su contra y desestimó el recurso.

En este caso, la empresa alegaba irregularidades en los plazos, ya que mantenía que cuando se le notificó el acuerdo que le imponía esta sanción el procedimiento había caducado.

El tribunal analizó dichos plazos y llegó a la conclusión de que "no se había producido la caducidad cuando se tomó el acuerdo de la Xunta de Galicia y se produjeron los intentos de notificarlo". Con estas dos sentencias, el Tribunal Supremo confirma las sanciones impuestas a la farmacéutica monfortina.

El Supremo confirma las sanciones de un millón de multa y 3 años de...
Comentarios