Solo podrán ser recurridas las multas en trámite de las cámaras de tráfico

El gobierno monfortino de José Tomé reprendió al Partido Popular por dar a entender que las más de 3.000 sanciones hechas con este sistema podrían quedar sin efecto con alegaciones
Cámaras instaladas para vigilar al mismo tiempo tres calles peatonales de Monforte. AEP
photo_camera Cámaras instaladas para vigilar al mismo tiempo tres calles peatonales de Monforte. AEP

La ordenanza municipal de tráfico de Monforte fue modificada para adaptarla a las cámaras de vigilancia instaladas en las calles peatonales. La nueva normativa fue aprobada con los votos del PSOE, la abstención del BNG y el voto en contra de Esperta y del Partido Popular. Antes de la votación, desde el gobierno local que preside el socialista José Tomé, se le reprochó a los populares que días atrás dijesen que todos los sancionados desde la puesta en marcha de las cámaras (se han impuesto más de 3.000 multas) podrían recurrirlas.

El portavoz del gobierno monfortino, Iván Torres, se extrañó de que la líder del PP, Katy Varela, abogada de profesión, hubiese aludido a la retroactividad en este asunto cuando, destacó, "debería saber que desde que se paga la multa, desde que el expediente sancionador está cerrado, no hay posibilidad de recurso". Añadió que todos aquellos que tengan sanciones en curso sí pueden alegar para que estas queden sin efecto.

El equipo de gobierno justificó la modificación de esta ordenanza al considerarla "necesaria. Votar en contra de ella es ir en contra del interés general de los monfortinos", destacó Torres.

Por su parte, el alcalde habló de regular "algo moi necesario", pues sabe, añadió, que "políticamente non interesa crearlle problemas aos veciños, pero o regulamento era preciso facelo".

Los partidos de la oposición no vieron de igual manera este asunto. El PP solicitó, sin éxito, una mayor flexibilidad en la norma para, destacó, que vecinos, comerciantes y profesionales autónomos no tengan que ceñirse a unos estrictos horarios (cinco horas al día) para entrar en las zonas peatonales, línea argumental seguida por el edil de Esperta Monforte, quien criticó que ninguna alegación presentada por la oposición fuese tenida en cuenta.

El BNG, a través de Emilio Sánchez, conciliador con la ordenanza al considerarla necesaria, echó en falta que su modificación no se hubiese realizado antes de poner en funcionamiento las cámaras de vigilancia de tráfico en las cinco zonas peatonales de la ciudad.

Comentarios