jueves. 20.02.2020 |
El tiempo
jueves. 20.02.2020
El tiempo

Una mujer se quema un brazo al apagar un fuego en su vivienda en O Saviñao

Estado en el que quedó la cocina tras el incendio. BOMBEIROS DE CHANTADA
Estado en el que quedó la cocina tras el incendio. BOMBEIROS DE CHANTADA
El suceso ocurrió en Vilamor cuando se originó un incendio en la cocina

Una vecina del municipio de O Saviñao, residente en el lugar de Vilamor, en la parroquia de Piñeiró, tuvo que ser trasladada en la noche del jueves al centro salud de Escairón como consecuencia de las quemaduras que sufrió en un brazo a causa de un incendio que se produjo en la cocina de su domicilio. 

Fue un particular quien llamó al servicio de emergencias, el 112, pasadas las ocho de la tarde para pedir ayuda, ya que el fuego que había comenzado en una sartén se había extendido a los muebles de la cocina, principalmente a la campana extractora, y al resto de los electrodomésticos que había en la habitación. 

El Centro Integrado de Atención ás Emerxencias de Galicia (CIAE) movilizó a los bomberos de Chantada, que se desplazaron de inmediato al lugar del incendio, así como a la Guardia Civil y a Protección Civil. 

Al llegar al lugar, los bomberos comunicaron que no era preciso que acudiesen ambulancias de urgencias sanitarias porque una patrulla de la Guardia Civil se encargó de trasladar a la mujer que se había quemado el brazo hasta el centro de salud de la localidad. Fue la única víctima de este suceso. 

Según pudo saber este diario, las quemaduras que padeció esta vecina de Vilamor fueron de segundo grado, siendo trasladada al hospital comarcal para su tratamiento. 

Los dueños de la vivienda tuvieron el acierto de salir de la cocina cuando fueron incapaces de controlar las llamas y cerrar la puerta

Por lo que respecta a los daños materiales, las llamas afectaron de forma importante a toda la cocina y el humo se propagó por el resto de la vivienda ensuciando paredes, techos y mobiliario. 

CONFINADO. Desde el cuerpo comarcal de bomberos de Chantada, que coordina Vicente Simón, señalaron que los propietarios de la vivienda tuvieron el acierto de salir de la cocina cuando fueron incapaces de controlar las llamas y cerrar la puerta

Con ello lograron que el incendio quedase confinado en esa habitación y que mientras no llegasen los servicios de extinción no se propagase, ya que las llamas perdían intensidad por la falta de oxígeno. 

Por ello, cuando llegaron los bomberos con base en Chantada el fuego estaba casi extinguido. Así solo hubo que lamentar importantes daños en la cocina y no en el resto de la vivienda más allá de los causados por el humo. También ayudó el hecho de que fuese una construcción reciente, sin apenas madera, por lo que las llamas no se propagan con la rapidez con la que lo hacen en las viviendas tradicionales. 

A los propietarios de la casa afectada se le dijo que era mejor que durmiesen en otro lugar, con algún familiar, ya que quedaban restos de gases de la combustión.

Una mujer se quema un brazo al apagar un fuego en su vivienda en O...