miércoles. 25.11.2020 |
El tiempo
miércoles. 25.11.2020
El tiempo

Sober y su Capilla Sixtina

Detalles de los murales policromados. IRIA LORENZO
Detalles de los murales policromados. IRIA LORENZO
Medio centenar de personas participaron en la jornada de puertas abiertas para ver las pinturas del siglo XVI de la iglesia de San Vicente de Pinol. Un equipo multidisciplinar logró sacar a la luz cien metros de policromía tras ocho meses de trabajo

La iglesia de San Vicente de Pinol ha recuperado sus murales renacentistas del siglo XVI tras ocho meses de trabajo de restauración. El resultado es tan sorprendente como único, pinturas con policromía original rescatadas bajo capas de cal, que se suman al excepcional patrimonio cultural de la Ribeira Sacra. Debido a ello, el de ayer fue un día "histórico" para Sober, según lo calificó el alcalde de la localidad, Luis Fernández Guitián.

Medio centenar de personas participaron en la jornada de puertas abiertas divididos en dos grupos, uno por la mañana y otro por la tarde. El matinal estuvo formado por profesionales del sector turístico e historiadores de la comarca, entre los que se encontraban Beatriz Pérez y María Abuín, de la empresa Máis que Románico, o Flora Enríquez, historiadora de Pantón, que calificó el conjunto de "extraordinario".

La directora xeral de Patrimonio Cultural, María del Carmen Martínez, el propio alcalde de Sober y la concejala Raquel Arias también acudieron a la jornada divulgativa, que contó con las explicaciones del historiador Juan Antonio Sánchez, quien realizó una explicación histórica y gráfica del conjunto.

Montserrat Jiménez, responsable del proyecto de restauración, destacó la importancia de "recuperar un conjunto del que no teníamos lectura ni conocimiento iconográfico, estilístico o pictórico de todo el proceso y ahora darle este espacio dentro del entorno de la Ribeira Sacra y del románico es muy merecido. Por otro lado, este grupo de murales viene a engrosar una lista que, de por sí, es una muestra única en el país".

Jiménez dirigió un equipo técnico de profesionales formado por cinco restauradores y otras personas especializadas en fotografía, análisis histórico y artístico y biología. Montserrat Jiménez añadió que los trabajos están finalizados y solamente quedan unos pequeños detalles de limpieza en el interior, "a pesar de que nos coincidió con la época de confinamiento y algunos días trabajamos dos personas", afirmó. Sin embargo, se ha podido recuperar el 80% de la policromía original en un espacio de cien metros cuadrados que corresponden con la nave principal del templo.

El historiador Sánchez explicó a los asistentes que el objetivo de estas pinturas era el de enseñar la historia religiosa a las personas no ilustradas de la época. De todo el conjunto destacan varias pinturas, entre ellas la del ermitaño y la de San Cristóbal como salvador de la gente.

CARACTERÍSTICAS. Este historiador destacó también de todo el conjunto "elementos que no se ven en otros murales de este estilo hispano-flamenco. Lo increíble es que se haya conservado todo esto bajo la cal, que se hacía para proteger de la peste. Ahora vuelve a la vida y forma parte de una de las mayores concentraciones mundiales de murales, que se dan aquí en la Ribeira Sacra".

Los trabajos de restauración del conjunto mural de la iglesia de San Vicente de Pinol fueron financiados por la Consellería de Cultura y Turismo a través de los fondos Feder por un importe de cerca de 110.000 euros.

La edificación está considerada como Bien de Interés Cutural (BIC) y el mural está incluido en el Catálogo del Patrimonio Cultural de Galicia. Esta actuación fue la segunda parte de unos trabajos de restauración que comenzaron en 2018 con el objetivo de eliminar las humedades que sufría el interior del templo.

En estos últimos meses, el equipo de Montserrat Jiménez analizó las necesidades de limpieza, eliminó los elementos ajenos al original, al tiempo que se consolidaban los estratos pictóricos, un trabajo en el que se aplicó papel japonés. Posteriormente, los restauradores procedieron a la limpieza de la policromía, a la extracción de sales solubles y a la reposición de morteros.

Sober y su Capilla Sixtina
Comentarios