"El sistema educativo es injusto con la buena gente"

Javier Saco, que imparte clases de Tecnología y Matemáticas desde hace 17 años en colegio de los Escolapios, en Monforte, aspira a ser distinguido como mejor profesor de España de ESO y BAC
Javier Saco, en un aula del colegio de los Escolapios. EP
photo_camera Javier Saco, en un aula del colegio de los Escolapios. EP

Por segundo año consecutivo, el monfortino Javier Saco Fernández está nominado en los premios Educa Abanca como mejor docente de España, en la categoría de educación secundaria y bachillerato.

En estos premios, los propios alumnos proponen a los nominados. ¿Eso lo hace más especial?
Un reconocimiento siempre se agradece, pero más cuando se valora el aspecto humano y cercano. En este certamen cada año empiezas de cero, cuenta lo que hiciste durante ese curso, y eso lleva a pensar siempre en cosas nuevas. Te proponen los alumnos, y luego un comité decide si las propuestas son buenas y si reúnes los méritos necesarios.

¿Qué van a revisar en su caso?
Van a valorar El Rincón de Leonardo, un proyecto que trata aspectos humanos y que busca educar en valores y atacar los problemas que vemos hoy en día. Cada vez arrastra a más gente y eso se tiene en cuenta. Otros aspectos serán el concurso de ciberseguridad que ganamos o el primer premio del Cineduca con nuestro cortometraje ‘La Chica de la Ventana’, que también presentamos en Portugal. El microcorto ‘VR’, premio del público en el Fancine de Lemos, es otro mérito.

En la web de El Rincón de Leonardo destaca dos conceptos, creatividad y reflexión, que parecen ser muy importantes para usted.
Sin duda, y por encima de ellos todavía destacaría otro: humanizar. Urge humanizar la sociedad. El sistema educativo es injusto con la buena gente. Debería premiarse más al alumnado que hace lo mejor pensando en su entorno y no conceder tantas excelencias a aquellos con una actitud negativa. Es una asignatura pendiente y no es fácil abordarla.

Para una excelencia se tiene en cuenta una nota, un número. Lo otro parece más complicado, más subjetivo. ¿Cómo se evalúa?
Las nuevas leyes abren posibilidades. La educación competencial permite valorar aspectos más allá de la nota, pero es cierto que a veces no es fácil atreverse. Pongo un ejemplo extremo: a alguien que aprueba no es fácil suspenderlo por ser un déspota con sus compañeros.

¿Cómo diría que son sus clases?
En cuanto al método, lo que pretendo es ir mejorando aspectos que el alumnado acoge con agrado. Hay momentos para el divertimento, para que piensen y para que reflexionen. Como premio, hay incentivos lúdicos puntuales. Algo en lo que me centro mucho es en no descuidar a nadie.

El Rincón de Leonardo ha llegado a las calles de Monforte, a través de códigos QR.
Fue una idea que surgió entre los chavales y es muy bueno que ellos vean que el mensaje de la web es importante. Hemos ido a 25 lugares a llevar estos QR y en todos han dicho que sí. Así conseguimos propagar el mensaje.

Pase lo que pase el 24 de febrero, que es cuando se conocerá el ganador, ¿está satisfecho?
¡Mucho! Viendo los criterios de valoración, resulta complicado pensar en ganar, pero estar entre los diez mejores ya es todo un premio. A los docentes también nos gusta sentirnos valorados.

Comentarios