domingo. 05.07.2020 |
El tiempo
domingo. 05.07.2020
El tiempo

Seoane bien vale una tonelada de castañas

Fiesta de la exaltación de la castaña en Seoane do Courel. CARLOS JULIO GONZÁLEZ
Fiesta de la exaltación de la castaña en Seoane do Courel. CARLOS JULIO GONZÁLEZ
La fiesta de exaltación del producto más típico de la sierra fue un éxito de participación. Se sirvieron 400 litros de vino

La trigésimo segunda edición de la Festa da Castaña do Courel, celebrada este sábado en Seoane, fue la más multitudinaria de la historia de este certamen, según comentarios realizados por varios miembros de la organización. Los casi mil kilos de este fruto otoñal típico de esta sierra que fueron asados en enormes bombos se quedaron cortos para atender a la cantidad de personas que, por cientos, se acercaron hasta la localidad para participar activamente en el festejo.

Para intentar visualizar lo ocurrido en Seoane solo hay que hablar de la venta de un millar de jarras de barro conmemorativas del evento y de los más de 400 litros de vino que se ofrecieron gratuitamente para acompañar a las castañas asadas. El caldo, procedente de los mejores pagos de Quiroga, también se agotó.

Festa da Castaña en Seoane do Courel. CARLOS JULIO GONZÁLEZ

Fue tal la concurrencia que la pequeña localidad de Seoane estuvo colapsada en lo referente a tráfico, no existiendo casi sitio donde aparcar un vehículo durante buena parte de la jornada del sábado. Además de castañas, el público participante tuvo la oportunidad de comprar otros productos típicos del municipio y de la comarca de Quiroga, ya que se montaron hasta 20 casetas para exponer alimentos frescos, licores y dulces, e incluso artesanía.

El geoparque de la Unesco Montañas do Courel comienza a ser conocido y a recibir cada vez más visitantes

La alcaldesa courelá, Lola Castro, se mostró encantada con tal grado de participación, que propició, entre otras cosas, que los bares, restaurantes y casas de turismo rural que hay en el municipio estuviesen llenos este fin de semana.

Y es que, fiestas aparte, O Courel y sus compañeros de viaje en el recién conseguido geoparque mundial de la Unesco, Quiroga y Ribas de Sil, ya comienzan a ser un destino turístico de primer orden para todos aquellos amantes de la naturaleza en estado puro y de los que desean conocer todo lo que atesora el primer territorio de Galicia, el que emergió del mar hace 450 millones de años.

El geoparque Montañas do Courel se prepara para recibir todo el año, como ayer, a cientos y cientos de visitantes. Se trata de un territorio que gracias al título que acaba de lograr comienza a despertar el interés de muchos turistas.

Seoane bien vale una tonelada de castañas
Comentarios