En ruta contra los obstáculos

Asunción Arias tiene 70 años y una discapacidad del 69%, pero con ayuda de una ‘handbike’ y varios compañeros ha llegado a Monforte por el Camino de Invierno, que acabará el domingo
Asunción Arias, con sus acompañantes y (de rojo) miembros de Camiños a Santiago pola Ribeira Sacra. EP
photo_camera Asunción Arias, con sus acompañantes y (de rojo) miembros de Camiños a Santiago pola Ribeira Sacra. EP

Su nombre es Asunción Arias y mientras usted lee este reportaje está inmersa en el Camino de Invierno. Este martes llegó a Monforte y este miércoles sigue con la ruta, que terminará en Santiago el próximo domingo. No es una peregrina más. Para completar el trayecto se vale de una handbike, un aparato que se acopla a una silla de ruedas y permite practicar deporte en ella.

Y es que Asunción tiene 70 años y padece una discapacidad del 69%, lo cual no le ha impedido iniciar la aventura. Es presidenta de la asociación Amigos do Camiño de Santiago por Valdeorras y peregrina en compañía de miembros del colectivo Discamino, que ayuda a personas con discapacidades, como ella, a llegar a Compostela.

Asunción nunca había hecho el Camino de Santiago hasta ahora. La idea surgió en un encuentro el año pasado en Tui, donde conoció al presidente de Discamino, Javier Patillas. "Animoume a probar e este ano, por xaneiro, comecei a adestrar en Vigo, primeiro cuns pedais fixos e despois coa bicicleta", cuenta Asunción.

Todos los días se ejercitaba dos o tres horas y hacía cinco kilómetros, aunque podría incluirse el tiempo que le llevaba viajar desde A Rúa, donde vive, hasta Vigo. "Son dúas horas e pico ir e outras tantas volver", asevera.

Por el Camino

"Resúltame duro, pero estou contenta. O Camiño é unha experiencia moi positiva, en solidaridade e contacto coa natureza", indica, satisfecha, Asunción Arias.

Y eso que no es sencillo moverse por la ruta xacobea en una handbike, pues no tiene la estabilidad de una bicicleta. "En total autonomía podo facer unha determinada distancia, pero para facer percorridos tan longos preciso axuda. A choiva complica todo e é fácil atoparse con penedos ou grava", relata.

Cuando surgen los mayores obstáculos, y hay muchos para una persona con discapacidad en cada etapa, los acompañantes juegan un papel fundamental. "Sempre me digo que desta saímos si ou si. A vida é exactamente iso e merece a pena gozar dela pase o que pase", asegura.

Empezó el día 19 y acabará el domingo, tras hacer cada jornada entre 28 y 30 kilómetros. "Nunca hai que dicir que non se pode, porque pódese", concluye Asunción.

En Monforte | Recibida por la asociación local

Miembros de la asociación Camiños a Santiago pola Ribeira Sacra recibieron a Asunción Arias y a sus acompañantes para completar junto a ellos un tramo de la ruta de entrada a Monforte. Al encuentro en la zona de Rioseco acudieron el nuevo presidente, Francisco Rodríguez Álvarez; y un colaborador del colectivo, José Antonio López Valcárcel.

EN LA MEMORIA. Por supuesto, no faltaron palabras ni momentos para recordar a la fallecida presidenta de Camiños a Santiago pola Ribeira Sacra, Aida Menéndez. "Queremos manter o legado dela, sabendo que é imposible igualar o que fixo. Foino todo para un Camiño que sempre defendeu", explica Francisco Rodríguez. También Asunción Arias habló sobre la que habría sido su homóloga. "Sei que estará ben alá onde se atope", destaca.

FILOSOFÍA. Francisco Rodríguez subraya que hay "un gran grupo directivo para seguir dándolle vida ao Camiño de Inverno e promocionar o noso val, que é unha marabilla".

Comentarios