miércoles. 25.11.2020 |
El tiempo
miércoles. 25.11.2020
El tiempo

Roki arrasa en Escairón

A tradicional carreira de burros de Escairón non faltou á súa cita anual. Rocky, montado polo arousán Aníbal, foi o gañador. Na categoría local impúxose Isaac a lombos de Abelardo. Este clásico do verán da Ribeira Sacra chegou á súa 69ª edición.<br /> &nbsp;<br /> VÍDEO: &nbsp;Miguel Piñeiro
Aníbal Liñares, de Vilagarcía, gana la edición número 69 de la carrera de burros de la capitalidad de O Saviñao, historia pura del verano en la Ribeira Sacra

A ESTE Roki no le hicieron falta ni la grafía inglesa, ni guantes de boxeo ni apellidarse Balboa para derrotar a sus rivales. Como ya sucedió el día 21 en otra competición celebrada en Parga (Guitiriz), el burro montado por Aníbal Liñares fue el mejor de la carrera de Escairón, un evento histórico que se celebra de forma ininterrumpida desde hace 69 años y que cierra con una gran dosis de diversión las fiestas en la capitalidad de O Saviñao.

Roki y su jinete destacaron desde la manga de clasificación. El binomio procedente de Vilagarcía de Arousa voló por los costados del campo de fútbol de A Lama, a rebosar de público, como siempre, para animar a los animales.

A la carrera de Escairón no le faltaron sus ingredientes más típicos. Hubo alguna que otra caída, burros desorientados a los que costaba llevar tranquilos a la línea de salida, velocidad, emoción y, sobre todo, muchas risas.

Nadie pudo igualar la rapidez de Roki, el gran protagonista de la prueba. Justo detrás suya entró el joven Igotz Bilbao a lomos de Niño, dos habituales de una competición que es ta una de las citas marcadas en rojo en el calendario estival de la Ribeira Sacra.

El segundo puesto tuvo el acento vasco de Igotz y Niño y el podio lo completaron Antonio Aradas y el burro Dinamita, de Abegondo, otros dos históricos en Escairón. Este binomio defendía su trono, ya que se proclamó campeón en la edición de 2018.

Mientras estos nombres brillaban con luz propia en la categoría reina de la carrera de burros de Escairón, otro clásico de la prueba se imponía en la división reservada a animales y jinetes locales. Isaac Losada, subido encima de Abelardo, sobrepasó la meta justo por delante de su hermano Rubén, dos vecinos de Escairón que fueron profetas en su tierra.

Tras la velocidad, los burros se tomaron un merecido descanso, pero la fiesta estuvo lejos de detenerse. El campo de A Lama sustituyó el fútbol por el tiro de la cuerda, que midió la fuerza de los participantes en los últimos coletazos de varios días de celebración y conciertos plagados de gente.

Roki arrasa en Escairón
Comentarios