La Ribeira Sacra espera una de las mejores cosechas de su historia

El consejo regulador prevé una recolecta que oscile entre seis y siete millones de kilos de uva, que será de gran calidad si continúa el calor
Vendimia en la Ribeira Sacra. EP
photo_camera Vendimia en la Ribeira Sacra. EP

La vendimia está en marcha en la Ribeira Sacra. Desde hace semanas es habitual ver actividad en los viñedos, pues algunas bodegas optaron por adelantarse a la fecha oficial de inicio decretada por el consejo regulador, que recomendó empezar este jueves. Hubo casos puntuales de comienzo de trabajos el 22 de agosto. La previsión es que la cosecha de este año sea de las mejores y más abundantes de la historia de la denominación de origen y oscile entre los seis y los siete millones de kilos de uva recolectados.

El récord en la Ribeira Sacra, al menos desde que comenzaron los registros en 1996, se estableció en 2019, cuando se superaron los siete millones. De ahí se bajó a poco más de cinco en 2020, un año obviamente condicionado por la pandemia y los confinamientos. En cuanto se fue retomando la normalidad, la denominación volvió a situarse por encima de los seis millones, lo que ha sido habitual en los últimos años.

No obstante, el presidente de Ribeira Sacra, Antonio Lombardía, apuntó que la producción final dependerá de la propia capacidad de compra de las bodegas. Por cantidad de uva en las viñas, afirmó que sería posible llegar a los siete millones de kilos.

Producción por año
Producción por año

En la actualidad, la denominación de origen Ribeira Sacra ampara 95 bodegas. Cuatro ya han finalizado las labores y 55 las llevaban a cabo al cierre de esta edición. Faltan 36 por iniciar la vendimia. Se espera que puedan hacerlo en los próximos días.

Lombardía añadió que la calidad de la uva es elevada. Sin embargo, los viticultores tendrán que estar pendientes del cielo. Necesitan que haga calor para que la fruta se mantenga o llegue a su estado óptimo de maduración. "Se chove podemos ter problemas de podremia e iso mermaría a calidade, pero as previsións para a semana que vén son boas e parece que nos vai favorecer o tempo", comentó Lombardía.

Aun así, la situación es muy diversa debido al diferente impacto que tuvieron las tormentas de la semana pasada, que no afectaron de la misma manera a todas las subzonas. Esta circunstancia puede motivar que la temporada se alargue. El año pasado tuvo una duración de 47 días.

Según Lombardía, este año tampoco se han dado excesivos problemas con las plagas. Es cierto que en algunos puntos se padeció el mildiu -una enfermedad causada por un hongo que prolifera con la mezcla de humedad y calor-, pero el presidente de la denominación de origen cree que no tendrá influencia en el estado sanitario de la uva. Insiste en que el problema se concentró en lugares muy concretos.

En cifras. Desde el consejo regulador de Ribeira Sacra detallan que a fecha de hoy ya se ha alcanzado el millón de kilos recogidos en la comarca. La mitad se corresponden con la variedad blanca godello. Al madurar antes, la recolecta de estas uvas debe primar sobre las tintas para que el nivel de alcohol no se incremente debido al calor, como explicó Lombardía.

El presidente de la denominación de origen señaló que tal producción de godello ha supuesto alcanzar el 80% de la cantidad que se prevé este año para dicha variedad en la Ribeira Sacra. "Pasada esta fin de semana é probable que xa non queden variedades brancas por recoller na denominación", concluyó Antonio Lombardía.

La reina de los viñedos de la Ribeira Sacra es la tinta mencía. En este caso, la cosecha se acerca ya al medio millón de kilos, aunque será mucho más alta. Lombardía cree que se pueden superarse los cinco millones, que sumados al godello y el resto de variedades, mucho más minoritarias, situarían la producción total en la previsión de entre seis y siete millones de kilos de uva recolectados.

EL RESTO. La cinco denominaciones de origen gallegas ya vendimian. La más madrugadora fue Valdeorras, donde las condiciones climáticas llevaron a adelantar la recogida al 20 de agosto.

A finales del mes pasado comenzaron también la recolecta en Rías Baixas, O Ribeiro y Monterrei. En todos los casos, también en la Ribeira Sacra, se prevé una vendimia larga, con trabajos que seguirán en octubre.

Comentarios