miércoles. 16.10.2019 |
El tiempo
miércoles. 16.10.2019
El tiempo

Ribas de Sil presume de cerezas y aceite

Asistentes al certamen. L.A.R.
Asistentes al certamen. L.A.R.

En la 17 edición de esta feria se pusieron a la venta más de 2.000 kilos de este fruto y 300 litros de aceite

Desde hace 17 años se celebra en Ribas de Sil, en el entorno de su playa fluvial, un evento en el que se dan cita dos productos típicos que sobresalen sobre los muchos que tiene el municipio. Son las cerezas, espectaculares por su tamaño y su excelente sabor, y el aceite, elaborado artesanalmente con las variedades brava y mansa, originarias del valle quirogués,

Cientos de personas acudieron a esta feria, resultando la más concurrida de todas sus ediciones. Los 2.000 kilos del pequeño fruto rojo que comercializaron siete cosecheros se quedaron pequeños para atender toda la demanda, al igual que el aceite que produce Miguel Ángel Rodríguez, quien en la pasada edición de la Feria Internacional de Alimentación y Bebidas, Gourmets, celebrada en Madrid, recibió un importante premio a la excelencia de su producto que elabora de forma artesanal.

Con la cereza y el aceite se fusionaron otros muchos elementos, hasta completar 20 casetas en las que se podían encontrar desde quesos, vino, licores de aguardiente, embutidos y pan hasta la mejor artesanía que se realiza en el entorno que baña el río Sil camino hacia Os Peares, donde se une con el Miño y lo nutre de agua.

De ello habló el pregonero de la feria, el fotoperiodista José Antonio Arias Parga, quien alabó tanto la calidad de todo lo que se puede cosechar y elaborar en el municipio "grazas a unha materia prima impresionante", como el rico paisaje que atesora.

El evento fue visitado por cientos de personas, que pudieron disfrutar de otros muchos productos típicos de la zona

No pudo faltar una referencia al título recientemente conseguido para la comarca, para Montañas do Courel, que no es otro que ser Geoparque Mundial reconocido por la Unesco. Arias Parga le auguró un gran futuro desde el punto de vista turístico, lo que, a su juicio, supondrá la creación de puestos de trabajo en este sector.

El alcalde de Ribas de Sil, tanto en funciones como electo, compartió esta opinión. Indicó que ser Geoparque Mundial le abre a la comarca unas posibilidades enormes.

De hecho el Ayuntamiento ya trabaja en la conformación de un gran área de cámping cerca de la playa fluvial del río Sil y en la construcción de un centro de interpretación de la minería romana para la extracción de oro, muy presente en el municipio.

Ribas de Sil presume de cerezas y aceite
Comentarios