El Quixós remó hacia los oros

Cinco deportistas del club monfortino se proclamaron en el Nacional celebrado en O Barco campeones de España de piragüismo
De izquierda a derecha, Efrén Álvarez, Noa Díaz, Priscila Serafín y Sara Varela. MIGUEL PIÑEIRO
photo_camera De izquierda a derecha, Efrén Álvarez, Noa Díaz, Priscila Serafín y Sara Varela. MIGUEL PIÑEIRO

Pasan los años y el Quixós sigue cosechando buenos resultados. Nueve campeones de España sumó en el Nacional disputado en O Barco, donde también se subió al podio como tercer mejor club de la Liga Nacional y la Copa de España de descenso de aguas bravas.

En el último gran éxito del Quixós destacaron los nombres de Noa Díaz, Efrén Álvarez, Priscila Serafín, Sara Varela y Diego Expósito. Entre los cinco cosecharon los nueve trofeos nacionales que ya lucen en las vitrinas de la entidad como los más recientes.

"Me sentí muy bien tras ganar el campeonato, porque conseguí mejor tiempo que algunas deportistas sénior, que me sacaban hasta seis años", dice Noa Díaz, que pese a su corta edad, 16 primaveras, ya puede considerarse una veterana del piragüismo, al menos del monfortino. Lleva remando desde los cuatro años.

"Me sentí muy bien, ya que hice mejor tiempo que algunas deportistas sénior que me sacan seis años", explica Noa Díaz

Noa Díaz consiguió tres títulos. Dos en la categoría de C1 y otro en K1, en las modalidades de sprint y clásica, respectivamente. Su compañero Efrén Álvarez, de su misma edad, también cadete, se hizo con dos, en C1, tanto en clásica como en sprint.

"No puedo estar más contento, porque encima no tuve demasiado tiempo para entrenarme por los exámenes. Aun así, el resultado fue fantástico", valora el joven deportista, quien empezó con la piragua a los nueve años.

"No esperaba este éxito, empecé hace un año y solo había remado una vez de niña", comenta Priscila Serafín

Por el contrario, Priscila Serafín, que cuenta 39 primaveras, comenzó su idilio con el piragüismo hace solo un año. Antes, de niña, apenas tuvo un ligero contacto gracias a que un tío suyo la llevó un día a remar al Club Fluvial de Monforte. Pese a esta corta experiencia es toda una campeona de España en clásica y sprint de K1. "No esperaba para nada este éxito", subrayó la veterana (su categoría) novel, que se entrena, como ella misma dice, "cuando me lo permite mi trabajo".

Sara Varela se llevó otra sorpresa. Con doce años (infantil) se proclamó campeona en K1 y C1 en sprint. "Me entrené bastante, pero me sorprendió el resultado", explica. Solo lleva tres años en el piragüismo, mundo al que se sumó atraída por ver a la gente que remaba por el río Cabe. "Convencí a mi madre y al principio me lo tomaba como un ‘hobbie’, pero me fui enganchando y ahora vengo a entrenarme cuatro días a la semana", afirma.

"Non adoitaba quedar demasiado ben, pero traballei e subín ao podio", añade Diego Expósito

Poco tiempo es el que lleva igualmente Diego Expósito, que obtuvo sus éxitos en C1 y K1. Fue su primer campeonato de España, aunque el año pasado, en Sabero (León), ya logró un gran resultado. "Non o cría cando Santi veu dicirme que era o primeiro. Non adoitaba quedar demasiado ben, pero púxenme as pilas e cheguei ata o podio", explica.

APUNTA ALTO. El piragüismo de Galicia mira hacia Monforte para descubrir a algunas de sus promesas. Es el caso de Noa Díaz y Efrén Álvarez, que entraron este año en el centro de tecnificación de Pontevedra. Allí compaginan el deporte y los estudios. Todos los días acuden a entrenarse. Los lunes, miércoles y viernes hacen sesión de mañana y de tarde.

Más en Ribeira Sacra