jueves. 29.10.2020 |
El tiempo
jueves. 29.10.2020
El tiempo

Le quitan definitivamente el carné por provocar un accidente grave y fugarse

Una mujer trata de abrir la puerta del vehículo accidentado, en abril de 2015. AEP
Una mujer trata de abrir la puerta del vehículo accidentado, en abril de 2015. AEP
Adelantó en línea continua y echó de la vía a otro conductor

El juzgado de lo Penal número 1 de Lugo impuso este jueves una condena de 15 meses de prisión a un conductor que provocó un accidente grave durante un adelantamiento indebido en el municipio de Monforte y se dio a la fuga. El hombre. con iniciales J.V.L., aceptó además una pena de tres años y medio de retirada de carné, lo que implica la pérdida definitiva del permiso, ya que supera el plazo de dos años.

El accidente se produjo el 3 de abril de 2015, sobre las cinco y media de la tarde, cuando el acusado conducía su turismo por la carretera LU-546. En un momento del trayecto, a la altura del kilómetro 50,500 -en la parroquia monfortina de Ribasaltas-, el hombre realizó un adelantamiento prohibido y circuló un rato por el carril contrario, por lo que el conductor del coche que circulaba en sentido opuesto tuvo que realizar una maniobra "evasiva y brusca". Este conductor logró evitar el impacto, pero perdió el control de su turismo, por lo que se salió de la vía y colisionó contra un talud de tierra.

A raíz del impacto, los tres ocupantes del vehículo resultaron heridos, uno de ellos de carácter grave, y fueron trasladados en ambulancia al hospital comarcal de Monforte.

A pesar de la gravedad del accidente, el acusado continuó la marcha y no se detuvo en ningún momento para comprobar si había heridos. De hecho, la Guardia Civil se entrevistó con varios testigos y no logró localizar al causante del siniestro hasta el día siguiente del suceso.

ACUERDO. El hombre fue acusado de un delito contra la seguridad vial y otro delito de lesiones imprudentes, por los que la Fiscalía solicitaba inicialmente una condena de 18 meses de prisión, así como la retirada del permiso de conducir durante tres años y medio.

Finalmente, el juicio no llegó a celebrarse, ya que el acusado reconoció los hechos ante la magistrada del Penal número 1 de Lugo y llegó a un acuerdo de conformidad con la acusación pública. El hombre aceptó 15 meses de cárcel y los tres años y medio de retirada del permiso, por lo que, desde este jueves, ya no podrá conducir. Para poder volver a ponerse al volante de un vehículo, el acusado tendrá que volver a sacar el carné.

Las partes acordaron además suspenderle la pena de prisión a condición de que no cometa ningún delito durante un plazo de tres años.

Le quitan definitivamente el carné por provocar un accidente grave...