Quiroga celebra una nueva edición de la Mostra do Mel tras una buena cosecha

Los cinco apicultores participantes coincidieron en que aumentó la cantidad de miel con respecto a la pasada campaña
Mostra do Mel de Quiroga 2022
photo_camera Mostra do Mel de Quiroga 2022

Quiroga volvió a poner en valor uno de sus productos estrella, la miel. Lo hizo en la mañana de este viernes con la XXXI Mostra do Mel, en la que participaron cinco cosecheros. Amenazaba tormenta, pero finalmente solo cayeron unas gotas, así que el evento, que coincidía con la feria del 10 de agosto, la más grande del año, pudo celebrarse como estaba previsto, aunque con menos visitantes que otras ediciones.

Entre los apicultores participantes no faltó a la cita Manuel Macía, que asiste desde la primera edición y quien destacó el aumento en cuanto a cantidad en la presente cosecha con respecto a la del año pasado.

Uno de los asuntos más comentados eran las consecuencias del devastador incendio de O Courel, que afectó a numerosos productores de miel de la zona, también a Macía, que cuenta con cerca de medio ciento de colmenares, la mayoría en las montañas de O Courel. "Con todo, non me afectou demasiado. O lume alcanzoume cinco apiarios, pero só me ardeu parte dun, en Campodola", señaló.

Los apicultores decidieron mantener los precios de la pasada edición

El incendio rodeó esta aldea, que está deshabitada desde hace años, y destruyó 20 de sus colmenas. "Visto o desastre que ocorreu, non me podo queixar moito", admite Macía, que lamenta que, "aínda que xa tiña sacado o mel nese lugar e non me afecta á cantidade, o problema vai estar de cara ao ano que vén, porque ardeu floración e queimáronse moitas abellas".

A pesar de todo, los apicultores acordaron mantener los precios de la pasada edición. El tarro de medio kilo se vendió a siete euros y el de kilo, a 12. "Subiu o prezo de todo, pero a xente non ten cartos e consideramos que todo o mundo ten dereito a consumir bos produtos", apuntó Manuel Macía, que este año aún no recibió la visita del oso en ninguno de sus colmenares. "E non me cabreo nada porque non viñese, o que non quere dicir que non vaia aparecer", finalizó.

Comentarios