Qué ver (y hacer) en Monforte de Lemos: los 10 planes imprescindibles

Explora Monforte de Lemos con esta lista esencial: los 10 imperdibles que te guiarán a través de la riqueza histórica y cultural de la ciudad
que-ver-en-monforte
photo_camera Fototos: facebook

Si te encuentras explorando la provincia de Lugo o la pintoresca Ribeira Sacra, es probable que te preguntes qué ver en Monforte de Lemos. Y déjame decirte que estás haciendo lo correcto al indagar.

Esta ciudad es un verdadero tesoro que muchas personas pasan por alto, pero tiene una historia apasionante. Monforte se revela como una verdadera joya escondida en Galicia. Aunque a menudo queda eclipsada por las rutas turísticas más transitadas, su encanto único y su rica historia la convierten en un destino imperdible para los viajeros curiosos.

En este artículo, te desvelaremos las 10 maravillas que ver en Monforte de Lemos y sus alrededores. Prepárate para descubrir todo lo que Monforte de Lemos tiene para ofrecerte.

  1. Colegio Nuestra señora de Antigua (el Escorial Gallego)
  2. Recorrer el casco antiguo o judería
  3. Torre del Homenaje
  4. Palacio de los Condes de Lemos
  5. Monasterio de San Vicente del Pino
  6. Museo del Ferrocarril de Galicia
  7. Pasear por la ribera del Río Cabe
  8. Cruzar Ponte Vella
  9. Visitar el Centro del vino de Ribera Sacra
  10. Disfrutar de las vista en el Mirador do Duque

Colegio Nuestra señora de Antigua (El Escorial Gallego)

En el corazón de Monforte de Lemos se encuentra el imponente Colegio de Nuestra Señora de la Antigua, también conocido como los Escolapios, un tesoro arquitectónico que data de los siglos XVI y XVII y es uno de los sitios más destacados de la ciudad.

Este majestuoso edificio, a menudo conocido como El Escorial gallego, se yergue en la vasta plaza del Campo de la Compañía.

En su parte central, se encuentra la iglesia. El edificio también alberga una rica pinacoteca que exhibe importantes obras de arte y valiosos manuscritos, proporcionando una experiencia cultural única. Además, el colegio de los Padres Escolapios forma parte de este conjunto, añadiendo aún más valor histórico al lugar.

Para explorar este maravilloso sitio, es necesario reservar una visita guiada, aunque la iglesia está abierta durante las horas de misa.

Recorrer el casco antiguo o judería

Recorrer el casco antiguo o judería de Monforte es como retroceder en el tiempo y sumergirse en la rica historia de este lugar. En tiempos pasados, los judíos que habitaban en Monforte eran personas apasionadas por la artesanía y los trabajos manuales, y su legado sigue vivo en las calles adoquinadas que conforman este encantador barrio.

Al adentrarte en este pintoresco rincón, especialmente si decides bajar caminando desde la zona del Parador, te verás inmerso en el corazón del barrio de la judería. Caminar por las estrechas calles de la judería es como caminar en un libro de historia.

Cada calle lleva el nombre de antiguos gremios, recordándonos las habilidades y oficios que los judíos practicaban con pasión. Las calles de Zapaterías y Pescaderías, por ejemplo, nos transportan a épocas en las que estos oficios eran fundamentales para la comunidad.

Torre del Homenaje

El Parador de Turismo de Monforte es una joya arquitectónica que alberga tres tesoros históricos: la Torre del Homenaje, el Palacio de los Condes de Lemos y el Monasterio de San Vicente del Pino. Estos tres monumentos emblemáticos se entrelazan para crear un escenario verdaderamente impresionante.

Enclavada majestuosamente en lo alto del Monte de San Vicente, la Torre del Homenaje se erige como un testamento imponente de los siglos pasados en la ciudad. Con una altura imponente de 30 metros, esta estructura ha dominado el horizonte de la ciudad desde los lejanos tiempos del siglo XIII al XV.

Este coloso arquitectónico fue una vez parte integral del castillo que pertenecía a los influyentes Condes de Lemos, siendo, de hecho, una de las estructuras más significativas de dicho castillo. 

Palacio de los Condes de Lemos

El Castillo de los Condes de Lemos se erige majestuosamente en la hermosa villa medieval de Monforte, dando origen a su nombre y encapsulando siglos de historia y grandeza.

Esta imponente fortaleza, construida en el siglo XII en el punto más alto de la llanura junto al río Cabe, fue un ambicioso proyecto encargado por los Condes de Lemos. Funcionó como la pieza central de la capitalidad del condado en el siglo XII y se convirtió en una de las mayores fortalezas de Galicia.

A lo largo de los siglos, el castillo ha sido testigo de eventos históricos significativos hasta su estado actual, donde solo la impresionante Torre del Homenaje y partes de las murallas originales se mantienen en pie.

Monasterio de San Vicente del Pino

En lo alto de la llanura de Monforte de Lemos se eleva un pequeño monte que ofrece una vista panorámica de toda su extensión. Este lugar estratégico fue elegido en el siglo X para la construcción de lo que con el tiempo se convertiría en el monasterio que conocemos hoy en día.

La historia de este sitio se entrelaza con la antigua presencia celta en la región, ya que se dice que esta colina fue en tiempos pasados el emplazamiento del famoso Castro Dactonio, hogar de la tribu celta de los Lemavos.

Esta conexión con los celtas ha sido registrada por historiadores célebres como Ptolomeo y Plinio el Viejo, quienes documentaron la presencia y la influencia de esta antigua comunidad en la zona.

Museo del Ferrocarril de Galicia

El Museo del Ferrocarril de Galicia se erige como un tesoro para los entusiastas del ferrocarril y los curiosos por igual. Esta fascinante atracción transporta a los visitantes a través de un viaje en el tiempo, mostrando una colección impresionante de locomotoras, vagones y otros equipos ferroviarios que han marcado la historia desde el siglo XIX hasta nuestros días.

Los aficionados tienen la oportunidad de admirar de cerca estas majestuosas máquinas, maravillándose ante la ingeniería y el diseño que ha evolucionado con el tiempo.

Pasear por la ribera del Río Cabe

Explorar el apacible entorno fluvial del río Cabe se ha convertido en una experiencia cautivadora en Monforte. Este serpenteante río que atraviesa la ciudad ha dado lugar a un extenso paseo fluvial enclavado en el casco urbano, ofreciendo un refugio de tranquilidad.

A lo largo de las orillas, el pintoresco Club Fluvial se erige como un punto focal, no solo como un espacio para actividades acuáticas, sino también como un lugar de encuentro social. Desde el club, los entusiastas pueden embarcarse en emocionantes aventuras acuáticas.

Siguiendo el paseo, un bucólico sendero conduce a la cercana aldea de Piñeira, proporcionando a los caminantes una experiencia tranquila y encantadora.

Cruzar Ponte Vella

Cruzar la Ponte Vella es como dar un paso atrás en el tiempo, sumergiéndose en la rica historia de Monforte de Lemos. Este puente, también conocido como "el puente romano" debido a su apariencia antigua, aunque en realidad es de origen medieval del siglo XVI, representa un testimonio perdurable de la maestría arquitectónica de la época.

Fue meticulosamente reedificado por el hábil maestro Pedro Rodríguez Remberde, quien infundió nueva vida en esta estructura histórica. El nombre "Vello" (viejo) se le otorga en contraposición a otro puente igualmente importante en la ciudad, A Ponte Nova (el puente nuevo), lo que resalta aún más la distinción de la Ponte Vella como un símbolo del pasado glorioso de Monforte.

Visitar el Centro del vino de Ribera Sacra

Visitar el Centro del Vino de la Ribeira Sacra es adentrarse en un mundo donde la pasión por el vino se fusiona con la riqueza cultural de esta tierra. Este espacio ha sido cuidadosamente concebido como un punto de encuentro para todos aquellos enamorados del vino proveniente de esta región.

Aquí, bodegueros talentosos, expertos enológicos, apasionados artistas, catadores y aficionados encuentran su hogar, uniendo esfuerzos y compartiendo conocimientos en un ambiente enriquecedor.

Disfrutar de las vista en el Mirador do Duque

El Mirador do Duque, un tesoro oculto en Monforte de Lemos, ofrece vistas panorámicas espectaculares del impresionante Cañón del Sil. Desde aquí, se contemplan los infinitos viñedos de Amandi, el pintoresco embarcadero de Ponte do Sil en Monforte de Lemos y, al otro lado del río, los espectaculares paisajes de Castro Caldelas y A Teixeira.

Es el único lugar en la ciudad desde donde se pueden admirar el Cañón del Sil.

Comentarios