¿Qué fue de... Ramón da Auga?

Le llaman Ramón da Auga porque su abuelo, cuando en Monforte no había traída, iba con un carro cargado con una gran cuba por las casas para despachar agua. Desde muy pequeño estuvo ligado a la Coral Renfe, entidad en la que continúa a sus 71 años ejerciendo como secretario.
Ramón da Auga, en el Puente Viejo de Monforte. L.A.R.
photo_camera Ramón da Auga, en el Puente Viejo de Monforte. L.A.R.

Lleva toda una vida, literalmente, dedicada a la Coral Renfe de Monforte. Ramón González Álvarez (Monforte, 1949), conocido allá donde vaya por el sobrenombre de Ramón da Auga, está vinculado a esta entidad desde el mismo momento de su fundación. Hoy en día es integrante y secretario de la coral, a la que no ve en su mejor momento pero hacia la que mantiene una pasión imperturbable.

Ramón da Auga cuenta que entró en ella "el día de su constitución, el 10 de febrero de 1960. Tenía 10 años y mis padres formaron parte del grupo que puso en marcha su creación". Añade que todavía se acuerda de la reunión que tuvo su creador, Germán Arias Andrés, con ferroviarios que habían sido componentes del antiguo Coro Monfortino. "Don Germán sabía mucho de música y quería formar una coral. La reunión fue en el colegio Ferroviario y juntó a unas 100 personas. De ahí salió la primera formación, de 65 integrantes, que ensayaba en el propio colegio". Era una condición indispensable para formar parte de este grupo trabajar en Renfe o ser familiar de alguien vinculado con la empresa. En su caso, entró en ella en 1965 como aprendiz en la Escuela de Renfe de Ourense.

Ramón da Auga señala que la colaboración prestada por Renfe a la entidad monfortina se prolongó durante muchos años, "comprando los instrumentos, los trajes tradicionales o pagándonos los desplazamientos".

Ramón da Auga, con la coral en Austria. AEP
Ramón da Auga, en Austria en un viaje de la coral. AEP

Gracias a la coral, tanto este monfortino como muchos otros conocieron más de media Europa, ya que acudían a un encuentro de carácter anual de exaltación de la música tradicional de los países europeos llamada Europeade. También conoció diferentes países de América y Asia gracias a formar parte de la organización de la Romería Internacional por ser el concejal de Cultura del Ayuntamiento monfortino, un evento musical que recorría diferentes poblaciones de Galicia en verano en el que actuaban grupos llegados de los más recónditos rincones del planeta. Por ello, Ramón da Auga y sus compañeros visitaban lugares tan exóticos como Corea del Norte para contratar a los participantes.

Y es que además de dedicarle tiempo a la Coral, Ramón da Auga tuvo una intensa vida política. "Milité en la clandestinidad en el Partido Socialista Popular de Tierno Galván para luego integrarme en el PSOE". En esta formación  desempeñó los cargos de secretario de organización y general tanto de la agrupación local como comarcal.
Ello le sirvió para figurar en las listas socialistas a la corporación monfortina, siendo concejal dos mandatos, entre 1987 y 1995 y desempeñando el cargo de delegado municipal de Cultura durante cinco años.

Ramón da Auga, con Felipe González. AEP
Ramón da Auga, con Felipe González. AEP

Guarda buenos recuerdos de aquella etapa política en la que el alcalde era Celestino Torres. "En aquella época tuvimos manga ancha para hacer muchas cosas. Renovamos la casa de la cultura, instauramos el desfile del Martes de Pascua, reeditamos libros de Germán Vázquez, del Padre Esteban y de Manuel María. También llevamos a cabo iniciativas como la del Cine na Rúa. Creo que hicimos una muy buena labor, aunque todo puede ser mejorable".

En la actualidad, Ramón da Auga dedica su tiempo a la Coral Renfe y a catalogar "las más de 16.000 fotografías que tengo de mis viajes por el mundo y las que saqué durante años en Monforte y la comarca al trabajar como corresponsal para dos periódicos gallegos".

Más en Ribeira Sacra