domingo. 26.09.2021 |
El tiempo
domingo. 26.09.2021
El tiempo

La promesa del ajedrez gallego juega en Chantada

undefined
Xulio del Prado, durante un torneo. EP
El joven vigués Xulio del Prado, que suele jugar al ajedrez con el equipo chantadino del Dragan Paunovic, es el maestro más joven de Galicia, título que consiguió tras alcanzar, este mes de julio, una puntuación de 2.300 puntos de Elo en el ránking de la Federación Internacional. Todo un logro para un ajedrecista precoz

Xulio del Prado Rodríguez, vigués de tan solo 14 años de edad y miembro del club de ajedrez Dragan Paunovic, de Chantada, ya es el maestro más joven de Galicia por la Federación Internacional de Ajedrez (Fide). Tal hito viene después de que en este mes de julio haya alcanzado la puntuación de 2.300 puntos de Elo, que le da acceso a este nuevo título.

El vigués comenzó en el ajedrez con tan solo seis años de vida de la mano de sus padres, más en concreto de su madre. Fue ella la que le enseñó a mover las piezas cuando él aún era muy pequeño. Posteriormente ingresó a un club de su Vigo natal, en el que inició su andadura, antes de pasar por cuatro clubes distintos. Simplemente, el ajedrez a Xulio "le gustó", dicen los progenitores.

Ahora afirma sentirse "feliz" tras alcanzar su nueva categoría como jugador. Pero, pese a su corta edad, Xulio del Prado es ya un experimentado jugador con un gran palmarés: cinco campeonatos gallegos, un tercer puesto en el absoluto de España y varios absolutos de rápidas en Galicia. Sumado a ello, el vigués también tiene un amplio bagaje en los abiertos absolutos de los que destaca que son su "preferencia" porque en ellos es "donde subo de verdad mi Elo y mi categoría", dice.

Desde hace un año es miembro del club lucense Dragan Paunovic, que compite en la Liga de Honor

CLASIFICACIÓN ELO. El Elo es la "la puntuación que existe en el ajedrez". Se otorga desde la Fide a todos los jugadores según su cómputo de triunfos, derrotas y títulos. Xulio del Prado afirma que en su caso particular empezó "con 1.100, cuando tenía ocho años, y ganando torneos o encuentros vas subiendo. Con 2.300 accedes a maestro, con 2.400 a maestro internacional, con 2.500 a gran maestro...", explica.

Durante estos años, el ajedrecista vigués tuvo que llevar cierta disciplina y dedicación en su preparación; reparte su tiempo diario para dejar siempre algo de tiempo al ajedrez. "En horario escolar entreno desde que llego a casa... tres horas diarias, ahora en verano entreno todo lo que puedo, sobre seis horas diarias", explica. Aunque pueda parecer un importante sacrificio, del Prado progresa adecuadamente en el instituto, donde cursa tercero de la Eso. "Lo compagino bien, no tengo problema, me va muy bien", dice.

"El gran maestro sueco sueco Ulf Andersson tiene un juego estratégico que me gusta", afima del Prado

Luego de alcanzar el título de maestro que le otorgan sus 2.300 puntos de Elo, el joven del club chantadino muestra ambición en alcanzar los siguientes peldaños en los próximos años: "No me voy a quedar con este título, quiero seguir progresando e ir a más. Mi objetivo reciente, dentro de un año o dos, es intentar luchar por la siguiente categoría, maestro internacional, es mucho más complicado". Tampoco quiere dejar pasar la oportunidad para seguir ganando torneos individuales que le permitan seguir subiendo su puntuación Elo. Por otra parte, también se pone miras a más largo plazo: "Quiero intentar (en diez años) llegar a gran maestro, y a la élite del ajedrez".

Su visión general sobre el ajedrez, tanto en Galicia como en España, es buena; en particular en Galicia cree que hay mucha gente que le gusta, pero lamenta la poca infraestructura profesional que hay. "También hay que decir que en Vigo, donde resido yo, no hay casi clubes, solo uno", señala. A su vez, a nivel nacional ve buen seguimiento por este deporte, y una gran cantidad de jugadores de su categoría.

Xulio del Prado se enfila así como la gran promesa gallega del ajedrez del momento. Su corta edad permite soñar con verlo en poco tiempo peleando a nivel internacional.

"No es fácil vivir del ajedrez, tienes que ser muy bueno"
Xulio del Prado cree que para poder vivir del ajedrez has de ser muy bueno, estar en la élite de jugador o sobrepasar cierta categoría. "A partir de gran maestro puedes ganar dinero, puedes ser de campeón del mundo", dice en alusión al título con el que compites en torneos de gran nivel.

Dependiendo de la categoría, los premios son más importantes. "Se puede vivir de la competición, siendo un jugador de torneos, pero corres el peligro de que alguno te pueda salir mal. Muchos grandes maestros que viven en Galicia lo tienen difícil para vivir del ajedrez", explica. Otra posibilidad es dedicarse a la docencia del deporte como posible salida económica, "si lo que pretendes es ligar tu vida con la práctica del ajedrez", señala.

El ajedrez en la provincia
En Galicia a través de la Federación Galega de Xadrez ( FEGAXA) los diferentes clubes de la comunidad compiten en cinco categorías diferentes en orden descendente: División de Honor, Primera División, Segunda División, Tercera División y Cuarta División. Entre todas ellas suman un total de 22 grupos (uno solo en División de Honor, tres en Primera, seis en Segunda , once en Tercera, y un único en Cuarta).

En el caso de Xulio del Prado, él es miembro del histórico Círculo Chantadino Dragan Paunovic, club el cual debe su nombre al gran maestro internacional de origen serbio que impartía docencia en el antes de fallecer en la ciudad del Asma en 2016. Su legado se conmemora cada año con un torneo memorial.

El Círculo Chantadino es el único en representar a la provincia en la citada División de Honor de la Fegaxa, máxima categoría del ajedrez gallego. En peldaños inferiores como la Primera División, también se pueden encontrar otros clubes lucenses con cierta historia como el Recatelo Campus Terra o el combinado del Círculo de las Artes

La promesa del ajedrez gallego juega en Chantada
Comentarios