El programa de paseos en barca por el río Cabe registró 250 viajes en julio

La actividad monfortina superó el número de viajeros del pasado año por las mismas fechas Del 1 al 16 de este mes, la empresa organizadora realizó ya un total de 268 navegaciones
Barcas por el río Cabe durante la tarde del sábado pasado. MIGUEL PIÑEIRO
photo_camera Barcas por el río Cabe durante la tarde del sábado pasado. MIGUEL PIÑEIRO

Los paseos en barca por el río Cabe son todo un clásico en Monforte y son muchos los vecinos y visitantes que no quieren perderse la oportunidad de ver la ciudad desde otra perspectiva. Este año, y a pesar de la situación provocada por el Covid-19, se han realizado un total de 250 viajes durante el pasado mes de agosto, según datos facilitados por el Concello de Monforte.

Esta cifra es ligeramente superior a la registrada el pasado año por estas mismas fechas, cuando se realizaron un total de 223 paseos en barca. El resultado hasta la fecha es calificado de "bueno". "Está habiendo bastante gente que viene en familia o con niños", según afirma José Luis Saco, uno de los trabajadores del Club de Montaña y Piragüismo Quixós, responsable de llevar a cabo la actividad, así como del control de la taquilla.

Si la afluencia de visitantes durante el pasado mes sorprende, durante la primera quincena de agosto el número de viajes en barca se incrementa a 268, lo que viene a corroborar el buen verano turístico que se está registrando en la Ribeira Sacra y en la ciudad del Cabe en particular.

Los paseos en barca por el río Cabe comenzaron a funcionar el 1 de julio, con un ligero retraso respecto a años anteriores debido a tener que adaptarse a la situación sanitaria y de seguridad actual. Por ello, esta actividad de recreo incluye el uso obligatorio de mascarillas y solución hidroalcohólica, así como un número máximo de personas por barca, que establece el encargado del servicio, aunque generalmente suelen ser un máximo de seis o siete ocupantes dependiendo de si hay o no menores.

Los navegantes también cuentan con un chaleco salvavidas y deben respetar las medidas de seguridad que les indiquen los encargados de llevar a cabo la actividad.

Durante el transcurso de su puesta en marcha hasta la fecha, solamente hubo dos días en los que las condiciones meteorológicas no favorecieron los viajes, por lo que las previsiones son optimistas.

Comentarios