jueves. 12.12.2019 |
El tiempo
jueves. 12.12.2019
El tiempo

La playa de A Cova, un lugar lleno de atascos debido a su gran masificación

Acceso a la playa desde el corredor de Belesar. A.R.
Acceso a la playa desde el corredor de Belesar. A.R.
La Asociación Veciñal do Saviñao propone varias medidas para solucionar el problema

La playa fluvial de A Cova, en O Saviñao, se ha convertido en uno de los principales reclamos turísticos de la Ribeira Sacra y ello provoca que casi a diario se formen atascos y tapones de tráfico en sus inmediaciones. La complicada orografía del terreno y la enorme afluencia de vehículos no son compatibles, por lo que la Asociación Veciñal do Saviñao ha trasladado al Ayuntamiento la necesidad de actuar para resolver el caos circulatorio. El grupo vecinal también le ha propuesto un paquete de medidas que permitirían solucionar el problema sin agredir el paisaje ni poner en riesgo el entorno.

A la playa de A Cova se accede principalmente por un vial estrecho desde la propia iglesia de San Xoán da Cova, o por el corredor fluvial desde la zona de Belesar. Las carreteras atraviesan una zona de alto valor paisajístico, en pleno cañón del río Miño. Justo al lado de la playa hay un espacio para aparcar, pero es pequeño y no está ordenado con lo que, en cuanto se llena, los coches comienzan a estacionar a ambos márgenes de la calzada y solo queda un carril para la circulación, que llega a taponarse cuando baja un autobús.

Los principales problemas se dan en el acceso desde la iglesia de A Cova a la propia playa, ya que la carretera es estrecha y con mucha pendiente y el tramo puede volverse peligroso. Cuando hay mucha afluencia de coches también la carretera hacia Belesar puede taponarse. Esta parte del vial no es tan pendiente, pero su anchura está limitada por la montaña de un lado y por el río, del otro.

La primera propuesta de la asociación es que se prohíba el acceso a la playa a vehículos mayores de seis metros (microbuses) desde Belesar y desde la iglesia de A Cova, y que se coloque la señalización pertinente.

El colectivo también aconseja que en el área de la playa se limite el aparcamiento a solo uno de los dos lados para que puedan cruzarse dos vehículos en circulación.

La propuesta de la asociación vecinal también apunta a que se organice el tráfico en un solo sentido. La bajada hacia la playa se haría por la carretera principal desde la iglesia y el ascenso por otra vía que atraviesa los lugares de Soutomango y Arxuá. A los vecinos de la zona habría que permitirles la circulación en los dos sentidos. Aún así, habría un tramo de 400 metros que comparten las dos vías en las que podrían formarse embudos.

Sería además necesario, dice la asociación vecinal, colocar indicadores digitales en Belesar y en la zona de la iglesia de A Cova para evitar que cuando el aparcamiento esté lleno los visitantes que no van a la zona de baño hagan parada en la playa.

La última medida del paquete es que el tramo entre la iglesia y la playa solo se pueda hacerse en microbús y que se organice un servicio que suba y baje cada hora, excluyendo de esta norma a usuarios y vecinos.

El plan tiene como objetivo conseguir un turismo de cierta calidad y sostenible con la naturaleza, además de evitar accidentes y emergencias cuyas probabilidades se multiplican, dicen.

La playa de A Cova, un lugar lleno de atascos debido a su gran...
Comentarios