El plan Holapueblo para atraer gente al rural interesa a cuatro concellos

A Bóveda, que inició el camino el pasado año, se suman Quiroga, Ribas de Sil y Sober ►Hay otros dos territorios de Lugo apuntados y seleccionados, los de O Incio y Monterroso
Uno de los numerosos núcleos de Bóveda. JOSÉ CAMILO LÓPEZ
photo_camera Uno de los numerosos núcleos de Bóveda. JOSÉ CAMILO LÓPEZ

El Ayuntamiento de Bóveda formó parte el pasado año de forma experimental del proyecto Holapueblo que tiene como objetivo ofrecer la posibilidad de que gente que vive en grandes ciudades apueste por el rural y emprenda una nueva vida tanto familiar como empresarial. A esta iniciativa se han sumado este año otros tres municipios de la Ribeira Sacra, los de Quiroga, Sober y Ribas de Sil, ya preseleccionados dentro del programa, al igual que los ayuntamientos de O Incio y Monterroso.

La idea de Holapueblo es atraer familias con alquileres baratos, servicios básicos y de proximidad, así como poder llevar una vida tranquila y al aire libre, conjugado todo con una buena conexión a internet. Estos son solo algunos de los alicientes que venden estos municipios para tratar de fijar población, aprovechándose, además, de una coyuntura de precios altos de viviendas en las ciudades, inasumibles para muchos que, ahora, pueden teletrabajar o decidirse a cambiar de vida.

El grupo de desarrollo rural (GDR) Ribeira Sacra-Courel ha sido el encargado de canalizar los trámites de los municipios interesados en participar en Holapueblo. 

Desde la gerencia del grupo rural señalaron que si el programa funciona bien, si es capaz de detectar las áreas de oportunidad para el emprendimiento, sobre todo tras presentar sus atractivos al disponer de servicios como farmacia, colegio, centro de salud, viviendas para alquilar o comprar y disponibilidad de personal técnico de apoyo.

EL CASO DE BÓVEDA. Doce meses después de que Bóveda se adhiriese a este plan, el alcalde, José Manuel Arias, se mostró moderadamente satisfecho. Gracias a Holapueblo, hasta el municipio ha llegado para evaluar las posibilidades de instalarse un matrimonio de origen holandés y sus cinco hijos. Él trabaja en el sector hostelero y ella, en una farmacia en su actual residencia, Guijuelo (Salamanca).

El regidor local manifestó que a la familia le gustó mucho el lugar y que en función de las posibilidades de empleo se decidirán a trasladarse, una decisión que, añadió Arias, "non se toma dun día para outro. Nós estamos contentos do seu interese, esperando que se decidan".

También se acercó hasta Bóveda una bióloga de Madrid, especializada en plantas medicinales, que recorrió buena parte de la Ribeira Sacra y O Courel. José Manuel Arias dijo que regresó a la capital de España "encantada". Esta mujer sí está decidida a instalarse en Bóveda, pero un problema familiar ha frenado el traslado de forma momentánea, aunque espera que se produzca pronto.

Comentarios