domingo. 29.11.2020 |
El tiempo
domingo. 29.11.2020
El tiempo

Un plan para frenar el colapso de un centenar de casas del casco antiguo

Una pareja pasa delante de dos antiguas casas de la céntrica Praza de España que acaban de ser demolidas. L.A.R.
Una pareja pasa delante de dos antiguas casas de la céntrica Praza de España que acaban de ser demolidas. L.A.R.
Once iniciativas del Área de Rehabilitación Integral lograron recuperar 91 viviendas

Los datos sobre el estado de los inmuebles que forman parte del área que protegerá el plan especial del conjunto histórico de Monforte aprobado por el pleno de la corporación municipal este lunes no son alentadores. Hay un centenar de viviendas cuyo estado de conservación es preocupante.

Los redactores del documento catalogaron 17 casas que se encuentran en ruinas, 97 que están en mal estado de conservación y con necesidades de intervención por un claro peligro de afección del espacio público; y un total de 68 que necesitan ser acondicionadas cuanto antes para que no lleguen a arruinarse. Además, se recoge la existencia de 16 obras inacabadas o paralizadas.

Tales datos están referidos al casco viejo, pero fuera del él se repiten a lo largo de la ciudad del Cabe situaciones similares, sobre todo en el barrio de A Estación y en O Morín, donde decenas de casas dejaron de ser habitadas hace décadas y sus actuales propietarios, la inmensa mayoría herederos, viven en otras partes de Galicia o en otras regiones de España desatendiéndose de ellas.

Este es la principal causa de que un número significativo, el diez por ciento de las 1.704 casas (700 son unifamiliares y el millar restante tiene dos o más viviendas) que hay en el ámbito de protección padezcan algún problema.

los pasos dados. Antes de la aprobación de este documento que tiene por fin recuperar un casco histórico desvencijado, el Concello de Monforte dio pasos desde el año 2003 para favorecer la rehabilitación de inmuebles en el entorno del conjunto de San Vicente do Pino. Para ello usó una herramienta llamada Área de Rehabilitación Integral (Ari), dotada con subvenciones de la Xunta y del Gobierno central para animar a los propietarios de las viviendas afectadas a ponerlas en valor.

Hasta el día de hoy se han desarrollado once planes Ari, con los que se han logrado restaurar 91 casas.

La iniciativa arrancó con fuerza, con la entrada de 20 viviendas. En su segunda edición se apuntaron 15, bajando el número a cinco, siete y tres en la tercera, cuarta y quinta convocatoria, respectivamente.

En la sexta y séptima entrega no hubo nadie interesado, pero a partir de la octava se volvió a detectar interés, con un solicitante, subiendo a siete en la novena; a 13, en la décima y a 20, en la undécima. Se acaba de firmar el convenio número doce previsto para 35 viviendas.

Un plan para frenar el colapso de un centenar de casas del casco...
Comentarios