sábado. 18.01.2020 |
El tiempo
sábado. 18.01.2020
El tiempo

El plan para conectar el puerto seco con la Nacional 120 sufre otro revés

Uno de los accesos al puerto seco de Monforte.
Uno de los accesos al puerto seco de Monforte.
La CHMS apunta que las obras deben ser adaptadas debido a un arroyo y el Rego das Veigas

El plan para conectar el puerto seco con la carretera N-120 se ha encontrado con un nuevo obstáculo. La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS) ha denegado a la Consellería de Infraestruturas de la Xunta la autorización para realizar el proyecto. El motivo es la presencia en el entorno de un arroyo innominado y del Rego das Veigas.

Desde la CHMS apuntaron ayer que tras realizar un estudio de impacto se comprobó que las obras de drenaje propuestas no garantizan, en caso de inundación, el desagüe en un periodo de retorno de 500 años. La Consellería explicó que se trata "dunha situación de choiva que ten unha probabilidade de suceder unha vez cada cinco séculos".

Según apuntó el presidente de la CHMS, José Antonio Quiroga, la entidad no tendría ningún problema en aprobar el proyecto siempre y cuando este sea modificado y adaptado a esta circunstancia. Con ese fin, dijo, existe un plazo de 15 días para modificar la solicitud y presentar alegaciones.

PROBLEMAS. El del puerto seco es un proyecto estancado desde hace tiempo en Monforte, clave para el desarrollo de la ciudad del Cabe como nudo del transporte de mercancías por ferrocarril. Hace poco fue Adif quien negó la autorización a conectar esta plataforma logística con la carretera nacional.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias exigió entonces la supresión de un paso a nivel sin barreras situado a unos cien metros de distancia de la infraestructura viaria. El cruce está en una pista de servicio del regadío Val de Lemos, cuya gestión también depende de la CHMS.

La Xunta de Galicia respondió a esta negativa afirmando que la eliminación de dicho paso a nivel no es de su competencia. Además, la Consellería de Infraestruturas expuso que su proyecto no tiene afección sobre el camino o sobre el paso y que la asunción de su supresión supondría la necesidad de ampliar la plataforma del viaducto actual.

Este asunto fue objeto de polémica entre los partidos políticos con representación en el pleno de la corporación monfortina. Esperta Monforte llegó a solicitar al alcalde, José Tomé, que se reuniese con el Ministerio de Fomento para desbloquear la situación.

El puerto seco permanece enquistado prácticamente desde que se anunció, hace casi 20 años, en un acto en el colegio del Cardenal al que asistió el entonces presidente del Gobierno José María Aznar. La plataforma se diseñó con el fin de ser un punto donde se repartan las mercancías llegadas a Monforte en tren y decidir cuáles siguen su recorrido por ferrocarril y cuáles por carretera.

El plan para conectar el puerto seco con la Nacional 120 sufre otro...
Comentarios