sábado. 28.05.2022 |
El tiempo
sábado. 28.05.2022
El tiempo

Piden 10 años a un hombre por una agresión sexual en un pub de Chantada

La Audiencia Provincial de Lugo. AEP
Audiencia Provincial de Lugo. ARQUIVO
Los presuntos hechos ocurrieron en 2017 en un local ya cerrado que el procesado regentaba

El antiguo propietario de un pub de Chantada acusado de agredir sexualmente a una joven en 2017 afronta una posible pena de diez años de cárcel, a petición de la Fiscalía. El hombre será juzgado el próximo miércoles, a partir de las 10.00 horas, en la Audiencia Provincial de Lugo.

Los presuntos hechos ocurrieron la madrugada del 1 de octubre de ese año, sobre las 7.00 horas, en el interior del negocio que el procesado regentaba. El local en cuestión se encuentra en la esquina de la Rúa Castelao con Luis García Arias, en la zona habitual de ocio nocturno de Chantada, aunque lleva tiempo cerrado. La Guardia Civil precintó la entrada al establecimiento al poco de ser presentada la denuncia.

Al acusado le piden, además, una orden de alejamiento a 500 metros y la prohibición de comunicarse con la joven a través de cualquier medio o procedimiento durante 18 años. Asimismo, la Fiscalía reclama que se indemnice a la víctima con 15.000 euros por los daños morales causados.

EL RELATO. Según sostiene la Fiscalía, la denunciante acudió a las 5.00 horas del 1 de octubre de 2017 al pub del encausado para tomar algo. Conocía al propietario, a quien saludó, desde hacía un año y medio, aproximadamente.

Además de ser el dueño, el presunto agresor sexual era el encargado de poner la música que ambientaba el local. Fue dentro de la cabina en la que desempeñaba esta función donde tuvieron lugar los hechos denunciados.

La Fiscalía reclama también que se imponga una orden de alejamiento y que se indemnice a la víctima

Alrededor de las 7.00 horas, la joven abandonó el establecimiento para regresar a su casa, pero a los pocos minutos se dio cuenta de que había olvidado su móvil en el pub. Regresó sola a buscarlo. Allí se encontraba todavía el propietario del negocio, al que preguntó si había visto el teléfono.

El encausado le indicó que estaba guardado en la cabina del DJ, situada en una estancia superior del local, a la que se accede por unas escaleras. Presuntamente, cuando la joven subió a por el móvil, el acusado cerró la puerta principal con llave, quedándose ambos a solas, y apagó las luces.

La Fiscalía señala que el dueño del pub "siguió a la víctima a la cabina" con el ánimo de "satisfacer su apetito sexual". La acusación indica que él se valió de su mayor edad y complexión fuerte para infundir "temor" en la joven, quien no dio consentimiento al hombre para mantener relaciones sexuales con ella en ningún momento e incluso le pidió que parase, según recoge la Fiscalía.

"Teniendo en cuenta la superioridad por razón de edad y constitución física y las circunstancias en las que se hallaban se quedó bloqueada, sin oponer resistencia física", describe la Fiscalía.

Presuntamente, sobre las 8.20 horas ella intentó pedir ayuda a través del móvil. Entonces el dueño del pub la dejó marchar, pidiéndole que no lo denunciase, a lo que ella se negó. El procesado fue detenido al día siguiente y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Chantada, que decretó una orden de alejamiento a 500 metros.

La Fiscalía concluye que a consecuencia de este episodio, la denunciante, quien reclama la indemnización que le pueda corresponder, sufrió una sintomatología muy diversa por la que necesitó tratamiento psicológico.

Piden 10 años a un hombre por una agresión sexual en un pub de...