Un paso más para recuperar la ansiada normalidad en O Courel

El incendio provocó daños en las redes de abastecimiento de agua de varios núcleos y la Xunta destina 200.000 euros para su arreglo
Una de las arquetas afectadas por el fuego. EP
photo_camera Una de las arquetas afectadas por el fuego. EP

Augas de Galicia reparará con 200.000 euros los sistemas de abastecimiento que se vieron afectados por el incendio de O Courel e instalará nuevas bocas de incendio.

La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade aprobó este miércoles la declaración de emergencia para, en un plazo estimado de dos meses, llevar a cabo las obras necesarias en seis núcleos del municipio en los que el fuego dejó inservible o dañado el sistema de captación o la red de tuberías.

La parroquia de Vilamor, donde comenzó el incendio que acabó arrasando 11.100 hectáreas, se llevó la peor parte. Allí, la Xunta tendrá que actuar en Mazo Santigoso, A Campa, Vilar, Vidallón y el propio Vilamor. Se les suma la capitalidad, Folgoso, que también vio el fuego de cerca.

La alcaldesa de O Courel, Lola Castro, explica que, salvo en los momentos inmediatamente posteriores al incendio, estos lugares dispusieron de suministro de agua. "En todos hai servizo, aínda que sexa provisional, xa que o Concello, e noutros casos os propios veciños, se ocuparon de restablecelo", explica.

Castro destaca la provisionalidad de estos arreglos y subraya la importancia de que las obras se realicen pronto. Desde la Xunta dicen que los trabajos comenzarán "nos vindeiros días" y estarán finalizados en dos meses

La regidora local indica que "a Xunta veu ao día seguinte do lume a comprobar todo" y que a partir de ahí fueron determinando las actuaciones necesarias según el grado de afectación que presentaba cada caso.

En Folgoso, por ejemplo, el problema está en la captación. "Séguese recollendo a auga no mesmo lugar, pero hai que cambiar as arquetas que hai nas fontes por unhas novas", señala Lola Castro. En la capitalidad de O Courel también fue necesario reponer tramos de tubería, que Augas de Galicia cambiará por unos definitivos en el marco de estas obras de emergencia.

En la aldea de Vilar, donde ardieron la mayoría de las casas y la estampa sigue siendo desoladora, el trabajo será mayor. "Nese caso haberá que repoñer todo o tendido de tuberías que vai polo medio das vivendas, porque ardeu todo", aclara la alcaldesa.

En los cuatro núcleos restantes las actuaciones previstas se centran, sobre todo, en cambiar tramos de conductos y reparar los puntos de captación. Por otra parte, la Xunta anuncia que instalarán varias bocas de incendio y repondrán otras, por ser "preciso dispoñer de elementos de apoio na extinción de lumes", y que colocarán depósitos prefabricados.

La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, ya había avanzado esta actuación el pasado viernes, durante la apertura oficial del acceso provisional de la LU-651 a O Courel. Vázquez señala que la intervención de Augas de Galicia se enmarca en el trabajo del gobierno gallego "para axudar aos veciños afectados polos lumes".

Comentarios