Pasión por las teclas desde los seis años

Lena Álvarez es integrante de la Banda de Folk de Ribas de Sil y sueña con convertirse en pianista profesional y vivir de ello en el futuro
Lena Álvarez, en el local de ensayo de la Banda Folk de Ribas de Sil. C.J.G.
photo_camera Lena Álvarez, en el local de ensayo de la Banda Folk de Ribas de Sil. C.J.G.

Lleva desde los seis años con las manos pegadas a un piano, o incluso a dos a la vez si es necesario. Lena Álvarez es vecina de Ribas de Sil y la música es su gran pasión. Comenzó a probar este instrumento en la escuela municipal y desde entonces ha seguido formándose sin parar. Tanto es así que ahora, con 16 años, será ella misma quien empiece a impartir clases de piano.

Su aprendizaje fue a caballo entre San Clodio, Quiroga y, finalmente, Monforte. "Allí cursé ocho grados internacionales de piano y ahora empecé una especie de licenciatura en música moderna", explica Lena.

Ha finalizado ocho grados internacionales de piano. Prefiere el pop y el rock y no le gusta el reguetón

Su parte favorita de dominar con tanta facilidad las teclas es "poder tocar aquellas canciones que más me gustan". Se decanta por estilos como el pop y el rock, pero también le gusta la música folk, por ejemplo. En definitiva, "un poco de todo, siempre que no sea reguetón".

Otro de los aspectos que le animan a continuar en la música son las actuaciones en directo. En concreto, las que realiza con sus compañeros de la Banda Folk de Ribas de Sil, de la que forma parte desde hace años. 

El grupo se renovó recientemente, pero ella se mantiene como una de sus integrantes más veteranas. Cuenta que la entrada de niños más pequeños no supuso problema alguno para la banda, que se adaptó rápido y ya ha dado varios conciertos. El próximo será en las fiestas de San Clodio.

En su caso, al conocer buena parte del repertorio de la anterior formación, ha querido dar un paso más y explorar nuevos instrumentos. Los seguidores de la banda ya la han podido ver tocando alguna pieza con el violín y Lena cuenta que este verano le gustaría descubrir la guitarra.

DOS PIANOS. En los conciertos de la Banda Folk de Ribas de Sil llegó a tocar hasta dos pianos al mismo tiempo con una naturalidad pasmosa. "Fui practicando, inventando la forma de no tener que mover mucho los dedos y, con mucho ensayo, al final todo es memoria muscular", apunta.

Y es que el ensayo es fundamental para alcanzar la soltura al piano que tiene Lena. Señala que los días que no tiene clase dedica entre una y dos horas para practicar, así que la música es una constante en su casa.

"A mi familia no le molesta, aunque mi padre me pide que no toque por la noche. Ya me han dicho que me tengo que hacer millonaria", bromea Lena, que sueña con hacer de su pasión por el piano su trabajo y convertirse en pianista profesional. El primer paso lo dará este verano, impartiendo clases de música en Quiroga.

A pesar de tanto ensayo, no se olvida de sus obligaciones académicas, que de momento no tiene "ningún problema" para compaginar. "Como mucho algún día me quedo hasta tarde para preparar algún examen, pero sin mayor dificultad", asegura Lena, que el próximo curso iniciará una nueva etapa al comenzar el primero año de Bachillerato.

POLIFACÉTICA. El director de la Banda Folk, Roberto Castro, conoce bien a Lena. "É unha rapaza da que aprendo moito, en vez de ensinarlle eu", explica.

Castro dice de ella que es "unha moza moi polifacética, que ata fai os seus propios arranxos dos temas, porque ten gran talento musical e capacidade para iso e para compoñer, así que se quere dedicarse á música estou seguro de que o conseguirá".

Además de la música, Lena destaca en el kárate, disciplina en la que es vigente campeona gallega en la categoría cadete. "Pero ahora prefiero centrarme más en la música, así que el karate seguirá como lo que es, una afición".

Comentarios