La parroquia monfortina de Bascós celebra sus fiestas 17 años después

Un grupo de jóvenes se unió tiempo atrás con el objetivo común de devolverle a los vecinos las celebraciones en honor a su patrón, San Martiño, que se alargarán durante el fin de semana
Algunos miembros de la comisión de fiestas observan cómo se prepara la pancetada inaugural. MIGUEL PIÑEIRO
photo_camera Algunos miembros de la comisión de fiestas observan cómo se prepara la pancetada inaugural. MIGUEL PIÑEIRO

En honor a San Martiño, el patrón de Bascós, la localidad celebra este fin de semana sus fiestas tras 17 años de ausencia. Esto ha sido gracias a Adrián, Joel, Alba, Beatriz, Noelia, Lidia, Dani y Belinda, ocho jóvenes vecinos de la parroquia que llevan años con los preparativos para este retorno tan esperado.

Los ramistas, de entre 25 y 40 años, se pusieron de acuerdo para encabezar la organización al ver que faltaban personas para hacerlo, y aunque la pandemia se interpuso en su proyecto, ellos siguieron fieles a su idea.

Fue un notable envejecimiento de la población el que dejó a la localidad sin organizadores, y por ende la celebración dejó de disfrutarse. Pero, por suerte para los residentes en de la parroquia, este año ha vuelto con mucha ilusión y ganas por parte de los integrantes y los vecinos.

Pensada para todo tipo de perfiles, la festividad cuenta con actividades muy diversas. Para ello han incorporado distintos tipos de música, que se adaptan a los rangos de edad que acudirán, así como actividades infantiles para contentar a los más pequeños.

Este viernes se realizó una pancetada popular. Al cierre de esta edición se esperaba el inicio del concierto de la solista Nuncy Valcárcel. Este sábado, a las 13.30 horas, la fiesta se inicia con una sesión vermú y a las 21.30 continuará de la mano de DJ Brollón y Saudade. Más tarde, a las 22.30, todo aquel que quiera colaborar económicamente con la causa lo podrá hacer adquiriendo, por un euro, un boleto para una rifa en la que se sorteará un televisor smart TV. La tómbola se alargará hasta que salga el número premiado.

Los propios integrantes de la organización afirman que "la verbena gallega no se puede perder", por eso han respetado y mantenido la esencia de las fiestas que se celebraban en la localidad hace casi dos décadas atrás, y han conseguido llevar al lugar música actual y el espíritu moderno que están seguros «animará el ambiente».

Desde la organización agradecen a todos los comercios locales y monfortinos por su amparo financiero, y a todo el pueblo por colaborar en el presupuesto y en la cita. Afirman que "ha sido esta suma de ayudas la que ha hecho posible el retorno de la fiesta". Esperan que su festejo se pueda seguir celebrando de ahora en adelante, ya que la han podido recuperar tras muchos años de trabajo e ilusión.

Comentarios