Martes. 19.03.2019 |
El tiempo
Martes. 19.03.2019
El tiempo

Pantón lamenta no ser más BIC

Desembocadura del Cabe en el Sil. TOÑO PARGA
Desembocadura del Cabe en el Sil. TOÑO PARGA

Dos colectivos alertan de que la declaración deja fuera la ribera del Cabe de este municipio y no protege lo suficiente varias iglesias románicas de toda la Ribeira Sacra

La reciente publicación de la orden de la Xunta de Galicia por la que se declara Bien de Interés Cultural (BIC) la Ribeira Sacra no contenta a todo el mundo. Si hace unos días era la fundación Germán Estévez la que alertaba de que la tradición olivarera de la comarca de Quiroga quedaba fuera del área de protección, los colectivos Segredos de Pantón y O Sorriso de Daniel tampoco están contentos con el documento.

La asociación de Pantón advierte de que el Cañon del Cabe es el "gran esquecido" y apunta que no están protegidas la totalidad de sus riberas ni algunos de los monumentos que alberga el entorno. Es el caso de la capilla rupestre de O Cotillón, del horno de cal de la zona, ni de los lugares habilitados antaño para la pesca que hay a lo largo del cauce.

Entre las riberas de este río que quedan fuera del BIC, según explica el colectivo, se encuentra la de Espasantes. La parroquia alberga numerosos castros, petroglifos, un caminos real y varias casas grandes como la de Vilaxilde. Además, es una de las de mayor producción vinícola de la zona. Segredos de Pantón también llama la atención sobre el convento dominico de San Martiño, del Pazo de Ferreiroá, las Tumbas do Preguntoiro, la Telleira da Bastida o los restos de la torre de Vilamelle.

Fuentes del colectivo explicaron que cuando se abrió el periodo de alegaciones al estudio de la declaración de BIC la asociación todavía no estaba constituida, por lo que no entró en ese procedimiento y valora si ahora tiene alguna posibilidad de tomar medidas.

ROMÁNICO. Una asociación que si presentó alegaciones en su momento fue O Sorriso de Daniel. En concreto, este colectivo presentó una relación de 55 monumentos románicos que, a su criterio, tenían que considerarse BIC, pero según publica la propia asociación, ninguna de esas pequeñas iglesias aparecen en el listado aprobado por la Xunta.

O Sorriso de Daniel insiste en que «non hai un románico maior e outro menor» y explica que la Xunta hizo una declaración de paisaje cultural intentando numerar en ella los mínimos monumentos posibles para evitar contraer obligaciones de conservación del patrimonio.

La asociación preparó incluso un calendario con esas pequeñas iglesias de toda la Ribeira Sacra que están catalogadas pero que quedaron fuera de la nomenclatura propia de BIC, lo que no les otorga el mismo nivel de protección. Entres ellas están San Xillao de Lobios (Sober), Santiago de Requeixo (Chantada), Santa María de Piñeira (Taboada) o San Pedro de Portomarín.

LOS QUE SÍ ESTÁN. En el caso del municipio de Pantón, la declaración de Bien de Interés Cultural afecta a un total de siete inmuebles. El documento incluye además 67 bienes clasificados en el paisaje cultural de la Ribeira Sacra y 26 inmuebles de carácter sacro. Un total de siete parroquias del municipio están dentro del paisaje cultural o en su zona de influencia.

Pantón lamenta no ser más BIC
Comentarios