martes. 07.12.2021 |
El tiempo
martes. 07.12.2021
El tiempo

Pamela Rodríguez: "No sigo modas fit, pero soy de postres poco dulces"

Pamela Rodríguez
Pamela Rodríguez.
Después de Postres y otras dulcerías, la monfortina publica Postres Supersimples, un libro hijo del confinamiento

Pamela Rodríguez entró en el mundo de la repostería poco a poco. Cuando se marchó de Monforte a vivir al País Vasco hacía postres para los suyos y de esa afición, que fue perfeccionando por el método de ensayo-error, nació en 2006 su blog Uno de dos. Después publicó Postres y otras dulcerías (Larousse), que va por la tercera edición, y hace dos días salió a la venta Postres Supersimples, una obra de cuidado diseño que enamora solo con mirarla.

¿Su anterior libro era para avezados y ahora le pedían recetas para empezar desde cero?

No, nada que ver. Durante la pandemia, al contrario que en otros sectores, en el mío se triplicó el trabajo, por lo que desde el confinamiento y debido a la escasez de algunos ingredientes, como la harina o la levadura, creo que lo más adecuado era pensar en disfrutar de un buen postre hecho en poco tiempo o con pocos ingredientes.

¿Es un hijo del confinamiento? 

Joseba y yo trabajamos todo el día en nuestros trabajos reales, por lo que después de saber lo que es hacer un libro completamente e implicarse en todo el proceso como con el anterior (no solo entregando fotos y textos), no nos veíamos con tiempo para repetir. La pandemia fue la mejor excusa para hacer un nuevo proyecto, aprovechando el teletrabajo, los confinamientos y los cierres perimetrales. Ha sido un reto ¡y lo hemos superado! 

Es un trabajo en el que diseño y maquetación corrieron a cargo de Joseba Martín, su pareja y la otra mitad de Uno de dos, un trabajo en el que vuelve a tener el apoyo de Larousse, eso imprime responsabilidad.

Con ellos me siento como en casa, me inspiran confianza y en ningún caso miedo, ya que hemos estado juntos en otros proyectos anteriores para los que hice trabajos de fotografía, por ejemplo. En cada uno de mis trabajos lo doy todo, por lo que sé que el resultado siempre les va a gustar.

El prólogo es de Susana Pérez, de Webos Fritos, bloguera y también autora de varios libros de cocina. ¿Amigas pero no rivales?

Somos compañeras y amigas desde el principio, de la vieja escuela de los blogs como yo digo, ya que ellos empezaron el suyo tres meses antes que nosotros el nuestro. Ya son casi 13 años y seguí sus recetas desde el inicio, por lo que para mí son un referente importante. No creo en las rivalidades, ya que cada bloguero tiene su público, sus gustos, su estilo… por lo que hay cabida para todos.

¿De dónde vienen sus recetas, son familiares, interpretadas...?

Hay recetas de todo tipo: interpretaciones o recetas que me inspiran para crear una nueva idea, recetas de familia, de amigos...

El libro está organizado en capítulos titulados Básicos, Vasitos, Cinco ingredientes, Un bol’... ¿Hacen falta muchos cachivaches o hay mucho márketing en eso?

No, no son necesarios, con un material básico podemos hacer un postre. Recordemos que antiguamente, en muchos casos, no tenían más que un cuenco o barreño y un tenedor; o solo las propias manos, según la elaboración.

Hay un capítulo final llamado Bonus track, ¿qué incluye? 

Es una pista final, un capítulo extra de regalo para los amantes de las masas y a los que les gustan las recetas más elaboradas. No quería dejar a ningún sector de mis seguidores fuera.

En sus redes sociales apuesta por reducir el azúcar en los postres y buscar alternativas saludables. ¿Son posibles los postres fit?

No es que eso sea algo reciente, en lo que me haya centrado ahora, no sigo ninguna moda, sino que desde siempre hago dulces con menos azúcar del habitual. Es decir, me encanta la repostería, pero no que empalague, por lo que mis preparaciones, a veces, si no tienes el paladar acostumbrado, pueden resultar poco dulces.

¿La repostería es medida y precisión o se puede cambiar la química?

No, no hay posibilidad de inventar. Cada receta es como una fórmula química y si cambias algo, el resultado será diferente, y no siempre válido o satisfactorio. Debes conocer los ingredientes y su comportamiento para hacer cambios, y eso solo se consigue con conocimiento sobre química de alimentos o, como en mi caso, con experiencia y a base de ensayo/error.

¿La veremos cocinando salado?

En nuestro blog también hay recetas saladas y he trabajado durante todos estos años para portales, marcas y diferentes electrodomésticos generando contenido, por lo que es algo que nunca dejo de hacer, aunque no sea para mi bitácora. En mi anterior libro, de hecho, hay un capítulo final, Bola extra, que es todo sobre masas fermentadas saladas. Quizá el próximo proyecto pueda incluir salado también.

RONDA RÁPIDA
Una receta para empezar: Bizcocho genovés.
Otra para un poco expertos: Rosca de anís.
Su postre favorito: Crema de maicena de mamá.
Un ingrediente: Huevos.
Su utensilio de cocina: Varillas para batir.
Un truco repostero: Cubrir la crema pastelera con film a piel para que no cree costra.
Un postre de la infancia: Las cañas de crema de mi madre (la receta está en el anterior libro).
Alguna elaboración que se le resista: No es que se me resistan, pero me da mucha pereza preparar macarons.
Lo mejor de la repostería: Descubrir que puedes hacer lo que te propongas con práctica.
¿Y de un postre?: La cara de satisfacción y felicidad de los que lo han probado.

Pamela Rodríguez: "No sigo modas fit, pero soy de postres poco dulces"
Comentarios