El Oso recorrió Salcedo y desató toda su furia

Es un festejo único cuya tradición, que se pierde en el tiempo, es mantenida por los vecinos y cientos de seguidores ► Los criados del personaje son los encargados de inmovilizar a las presas para tiznarlas totalmente y sin piedad
El Oso en Salcedo, en acción. SUSO MONTERO
photo_camera El Oso en Salcedo, en acción. SUSO MONTERO

El Lunes de Entroido es un día especial en Salcedo, una pequeña localidad de A Pobra do Brollón que celebra uno de los carnavales más antiguos y singulares de Galicia. El protagonista indiscutible es el Oso, una figura mítica que representa el fin del invierno y el renacer de la naturaleza.

El Oso sale de su guarida acompañado de sus criados, que le ayudan a capturar y ensuciar a los vecinos y visitantes con una mezcla de barro, ceniza y agua. Nadie se libra de su furia, ni siquiera los que intentan escapar o resistirse.

El personaje los tira al suelo, les quita la ropa y los embadurna. Es una forma de purificarlos y prepararlos para la primavera que está a punto de llegar.

Antes de la salida del Oso, Os Cegos recorren el pueblo cantando coplas satíricas y humorísticas sobre las andanzas del animal y las anécdotas de los vecinos. Con sus canciones animan el ambiente y avisan de la inminente aparición del Oso. El público, formado por cientos de personas, algunas de ellas llegadas de diferentes puntos de Galicia, espera con expectación y nerviosismo el momento en que el personaje sale a recorrer las corredoiras de Salcedo. Algunos se escapan a la carrera, otros se esconden y algunos, los más valientes, se enfrentan al Oso, pero al final todos acaban tiznados.

Otro personaje, nacido años atrás para interactuar con los niños que acuden a este festejo, es el Oso Pequeno, un chaval que va ataviado con los mismos ropajes que el mayor y que también cuenta con sus criados para atemorizar a los menores.

El Oso de Salcedo es una tradición etnográfica de gran valor que se mantiene viva gracias al esfuerzo de los habitantes de la localidad y al interés de los visitantes que acuden cada año a presenciarla. Se trata de una fiesta que tiene paralelismos con otras celebraciones similares que se realizan en Francia o Alemania, donde el oso también simboliza el cambio de estación y el ciclo de la vida.

En este sentido, el etnólogo francés Jean-Dominique Lejoux incluyó hace seis años este festejo en la segunda edición de su libro L'homme et l'ours (El hombre y el oso). Se trata de un pormenorizado estudio sobre algunas de las mascaradas que tienen lugar en diferentes lugares del mundo. Lo hizo tras visitar Salcedo y participar activamente en su Entroido, siempre muy concurrido, como en la tarde del domingo, cuando tuvo lugar en el centro social de Salcedo la tradicional obra de teatro cargada de sátira que fue seguida por cientos de personas.

Antes, por las corredoiras del pueblo, salieron para deleite de todos las madamas y danzantes, otros personajes típicos de este Entroido.

Carnaval en Monforte

En la ciudad del Cabe recorrerán este miércoles las calles entre A Estación y A Compañía un total de 1.100 disfrazados, participantes en el concurso de comparsas que convoca el Ayuntamiento y para el que se han destinado 21.000 euros en premios.

A esta edición acudirán varias comparsas de otros municipios, como es el caso de Bóveda, Sober, A Pobra do Brollón, Sarria e incluso Sanxenxo o Ferrol,

El desfile partirá a las cinco de la tarde de la plazuela de A Estación para llegar junto al colegio del Cardenal sobre las 18.30 horas.

Comentarios