Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

El olvidado poblado de Iberdrola

Valla que circunda el poblado, instalada recientemente por Iberdrola para que nadie entre  destrozar las edificaciones. TOÑO PARGA
Valla que circunda el poblado, instalada recientemente por Iberdrola para que nadie entre destrozar las edificaciones. TOÑO PARGA

Iberdrola parece que ha cambiado de opinión sobre el futuro  del abandonado poblado de A Chaira situado en Pontón y formado por una docena de edificios semirruinosos a los que se les podría dar un fin trísitico. El alcalde asegura que la energética está dispuesta a cedérselo al Ayuntamiento para que lo explote

EL FUTURO del poblado de A Chaira, doce edificios de diferentes tamaños y una iglesia construidos por Iberdrola entre 1945 y 1956 para ser ocupados por el personal más cualificado que trabajó en la construcción de la presa de Santo Estebo de Ribas de Sil y abandonados desde hace 30 años, parece despejarse.

El alcalde de Pantón, José Luis Álvarez Blanco, dice haberle arrancado una promesa al presidente de la compañía energética, José Ignacio Sánchez Galán, para su cesión al Ayuntamiento y que este le saque rendimiento.

El lugar quedó en desuso hace tres décadas y olvidado, las construcciones se fueron deteriorando paulatinamente por falta de atención hasta llegar a un estado de semirruina, amén de los desperfectos que a lo largo del tiempo causaron desconocidos que una y otra vez entraban en las construcciones. El mandatario pantonés no tiene en cartera ningún plan para A Chaira. José Luis Álvarez señala que su Ayuntamiento carece de capacidad económica para rehabilitar el poblado y luego darle un uso productivo determinado, aunque dice que le gustaría que tuviese un fin turístico. Quizá sea la opción más interesante si se tiene en cuenta que está integrado en un bosque, cerca del lugar en el que el río Cabe se une al Sil y a tiro de piedra del Parador nacional de Santo Estebo.

El alcalde dice que si encuentra a un promotor que presente un proyecto de explotación viable, se dirigirá de inmediato a Iberdrola para que formalice la cesión del complejo y que la administración local pueda, a su vez, firmar con el emprendedor que se comprometa a recuperar las construcciones y darles uso. José Luis Álvarez está totalmente convencido del compromiso adquirido por Iberdrola. «Lo de la cesión me lo confirmó Galán en presencia del presidente de la Xunta», destacó. También valoró el hecho de haber procedido al vallado del entorno del poblado a fin de evitar la entrada de desconocidos que puedan seguir causando daños en las construcciones.

INTENTO FALLIDO. Con todo, parece que a la segunda será la vencida. Hace cinco años se supo de la existencia de un inversor extranjero dispuesto a dedicar A Chaira al turismo. De aquellas, Iberdrola había puesto a la venta el poblado y hubo quien se interesó por su compra, estipulada en 250.000 euros. El reto era crear un complejo turístico. El trato se llevó con discreción, pero en marzo de 2014 la inmobiliaria que intermedió en las gestiones anunció que Iberdrola había dado marcha atrás, para disgusto, entre otros, del propio alcalde, que se había involucrado en las gestiones y había dado todas las facilidades a los inversores.

Sin embargo, la operación no consiguió llegar a buen puerto. Una inmobiliaria de Monterroso había sido la encargada de las negociaciones entre el inversor extranjero, el Ayuntamiento de Pantón e Iberdrola para hacerse con el poblado. Su responsable, Maribel Ferreiro Gayoso, había lamentado «la falta de palabra y la nula profesionalidad de Iberdrola» por abortar en el ultimo momento una operación que, aseguró, estaba cerrada.

Ferreiro Gayoso había agradecido toda la ayuda prestada por el Ayuntamiento de Pantón para intentar realizar en la zona «un proyecto turístico muy interesante para la economía local», pues a los beneficios que se obtendrían con su puesta en funcionamiento habría que sumarle la contratación de personal y la compra de material para la realización de las obras de rehabilitación.

Cuando este proyecto se fue al garete, el alcalde de Pantón mostró su más enérgica protesta, no entendiendo que Iberdrola diese marcha atrás en la venta del poblado en el último instante sin aportar razón alguna. Ahora, aquel lamento se ha convertido en una nueva esperanza.

El olvidado poblado de Iberdrola
Comentarios