martes. 26.05.2020 |
El tiempo
martes. 26.05.2020
El tiempo

"Ojalá tuviese 40 manos para hacer muchas más mascarillas"

Paula Fernández, en plena faena. EP
Paula Fernández, en plena faena. EP
Una monfortina confecciona desde hace una semana con tela de sábanas esta pieza de protección, que reparte de forma gratuita entre quienes carecen de ella

Los gestos solidarios en esta crisis sanitaria que se padece son incontables. Es el caso de una monfortina muy conocida en la Ribeira Sacra por ser una amante de la fotografía y estar allí donde hay un encuentro social o cultural de interés para inmortalizarlo. Se llama Paula Fernández Rodríguez y ahora ha cambiado la cámara por una máquina de coser para confeccionar mascarillas de tela que reparte entre todos aquellos que no disponen de este método de protección.

Lleva una semana trabajando día y noche (a veces se acuesta a las cuatro de la madrugada) con el fin de hacer el mayor número de mascarillas posible. "He perdido la cuenta de las que llevo hecho. Son cientos de ellas. Ojalá tuviese 40 manos para poder confeccionar todas las que necesita la gente".

Con un tutorial que obtuvo en una página de internet se puso manos a la obra. Empezó con las sábanas que tenía en casa y cuando acabó con ellas su madre le proporcionó más. Al quedarse sin nada recurrió a las redes sociales, en especial a Facebook, donde en su perfil cuenta con 1.626 amigos, para pedir más material, así como gomas de unas determinadas dimensiones para coserlas al paño de algodón que cubrirá la boca y la nariz de todo aquel que las use.

Su trabajo es totalmente altruista, tanto que días atrás, cuando salió de su casa para ir al supermercado, se colgó una mochila llena de mascarillas y se las fue entregando a todas aquellas personas que encontró en su camino y que carecían de ellas.

Paula Fernández anima a todos aquellos que dispongan de una máquina de coser a realizar el mismo trabajo que estos días lleva a cabo. Asegura que la confección de las mascarillas no tiene secreto alguno. "Los tutoriales que hay en internet son muy sencillos. No es necesario saber de patronaje y si el cosido no queda perfecto, pues no pasa nada. Lo importante es que todo el mundo disponga de esta protección", dice.

Mientras este periódico hablaba con ella esperaba la llegada a su portal de un amigo que se acercaba a recoger un lote de mascarillas confeccionadas en la noche anterior y que tras pasar por la lavadora estaban listas.

"Ojalá tuviese 40 manos para hacer muchas más mascarillas"
Comentarios