LA IMAGEN

Nuevos patos para poblar el río Cabe

La llegada de estos animales al cauce fue en el año 1997, de la mano del alcalde popular Nazario Pin como forma de darle vida al río
Algunos de los nuevos patos del Cabe. J.R.CASANOVA
photo_camera Algunos de los nuevos patos del Cabe. J.R.CASANOVA

La primavera, además de volver a llenar de hojas los árboles, sirve para que algunas especies comiencen a procrear, como es el caso de los patos que pueblan el río Cabe a su paso por Monforte.

Estos días se pueden ver varias camadas de patitos junto a sus madres surcando las tranquilas aguas del cauce en su discurrir por el centro de la ciudad. Algunos de ellos, por desgracia, no llegarán a edad adulta debido a depredadores como las rapaces, los gatos asilvestrados o incluso las grandes ratas que viven en el entorno del río.

No siempre hubo patos en el Cabe. Su llegada vino de la mano del gobierno local presidido por el popular Nazario Pin Fernández, quien allá por el año 1997 se le ocurrió la idea de darle más vida al cauce soltando tanto patos como cisnes. Aquellos pioneros se quedaron debido a que venían con las alas cortadas y con su apareamiento comenzó a crecer la población de forma importante, ya que una pata puede incubar entre ocho y 15 huevos.

Nunca llegó a haber sobrepoblación, pues aquellas crías, al crecer, si tenían la capacidad de volar y desplazarse a lo largo del curso de Cabe tanto hacia la zona alta de Ribasaltas y más allá como hacia el curso bajo, llegando a Canabal, ya en Sober.

Si hablamos de los cisnes, estos buscaron lugares tranquilos, alejados de los ojos de los hombres y solo se dejan ver de pascuas en viernes por la zona centro de Monforte.

Comentarios