lunes. 24.01.2022 |
El tiempo
lunes. 24.01.2022
El tiempo

Manuel Garrido: "Si nos obsesiona el número de turistas perderemos la esencia"

Manuel Garrido.EP
Manuel Garrido.EP
Su obra ha vuelto a las librerías con una tercera edición conformada por mil ejemplares. Lleva 5.000 copias vendidas desde la primera entrega, que este segoviano con raíces en Xunqueira de Espadañedo (Ourense), residente en Padrón y enamorado de la comarca, publicó allá por 2008.

La guía práctica de la Ribeira Sacra busca ser una ayuda para aquellos que visiten la comarca. Con esa intención la elaboró su autor, Manuel Garrido, nacido en Segovia y vecino de Padrón desde los 14 años. Ve positivas las distinciones como BIC y Reserva de la Biosfera y desea que llegue el Patrimonio de la Humanidad, aunque no lo ve primordial ni aconseja jugarse a ello todas las cartas. Para él, lo más importante es mantener la esencia y seguir siendo un destino turístico no masificado.

¿Qué motiva la reedición de la guía?

Le tengo un inmenso cariño a esta tierra, que considero uno de los lugares más maravillosos y singulares para visitar. Por eso me apetece guiar a las personas que viajen a la Ribeira Sacra y ayudarlas a que disfruten de todos los atractivos que tiene.

¿Cuántos ejemplares salen a la venta?

Mil, en castellano. Ya hemos vendido 5.000 entre la primera edición, de 2008, y la segunda, hecha en 2017. De la primera se vendieron 3.500 copias y de la segunda edición, 1.500. Todo ello en una época en la que el papel está en decadencia, lo cual puede ser un reflejo del auge que vive la Ribeira Sacra, un territorio muy de moda sobre todo en la segunda década del presente siglo.

¿Qué hay en esta edición que no hubiese en las anteriores?

Los monasterios y paisajes siguen estando ahí. Lo que más se mueve es el sector servicios y es lo que más se necesita actualizar, además de algunas reflexiones personales que también se incluyen en la guía. Los cambios en el sector servicios están, además, muy condicionados por la pandemia y los parones que se produjeron. Algunos negocios cerraron, otros reabrieron... Hubo cambios.

"Me preocupa que surjan más proyectos como la tirolina entre Doade y Matacás. Esta tierra no es para eso"

¿Cómo valora el éxito reciente de la Ribeira Sacra?

Lo veo positivo, pero lo principal es que se mantenga la esencia. La gente busca en la comarca tranquilidad y sosiego. No nos puede obsesionar el número de personas que vienen, porque de lo contrario perderemos el alma de la Ribeira Sacra. Las decisiones que tomemos deben ser muy cuidadosas. Me preocupa que puedan surgir proyectos como el que había para instalar una tirolina que cruzase el río entre los miradores de Doade y Matacás, que no se hizo finalmente. Esta no es tierra para ese tipo de iniciativas.

¿Se está orientando bien el modelo turístico?

Sí, pero hay que tener cautela. La Ribeira Sacra debe ser la búsqueda de los placeres sencillos, del disfrute tranquilo. El turismo (aunque yo prefiero la palabra visita) debe ser sostenible y no implicar aglomeraciones. Si la comarca se empieza a masificar, la gente se irá. Los viajeros tienen que adaptarse al entorno y no el entorno a ellos. Si un autobús no cabe por una carretera, a lo mejor hay que utilizar un autobús más pequeño y no ampliar la carretera, ni cargarse una carballeira para construir un aparcamiento.

Tengo entendido que usted ha recorrido la Ribeira Sacra palmo a palmo.

Me encanta hacerlo, aunque sea solo. Perderme por la Ribeira Sacra haciendo rutas de senderismo, parando con el coche a tomar un vino donde me apetezca, descansar, pensar o escribir. Son placeres sencillos para mí.

Y como conocedor de la comarca. ¿Qué cree que pudo haber fallado para no recibir la distinción de Patrimonio de la Humanidad?

inceramente, veo muy complicado conseguirla. Ojalá me equivoque, pero leí el informe del Icomos y, en primer lugar, una de las condiciones que ponen es que el hábitat sea muy similar después del paso de muchos años. En la Ribeira Sacra no es así. Se han construido saltos de agua, casi ningún monasterio tiene ya monjes... De todas formas, para mí no es lo principal. Si no nos distinguen como Patrimonio de la Humanidad, no es para desmoronarse. No podemos jugarnos todas las cartas a la declaración. También nos toca comprender que no se puede pretender aspirar a ser Patrimonio de la Humanidad y construir como nos dé la gana.

¿Cuáles son las actuales bazas y ventajas turísticas de la Ribeira Sacra respecto a otros destinos?

Una de las ventajas es que con la llegada del Ave, la comarca estará muy cerquita del centro de España. Tenemos que aprovecharlo sin caer en localismos y trabajando en conjunto. Respecto a las bazas, con la crisis del covid-19 las costumbres han cambiado. La gente ahora busca campo, naturaleza y actividades al aire libre. Escapa del mogollón. Me gusta el turismo superficial de sol, playa y cerveza, pero eso toca hacerlo en otros sitios, no aquí. La Ribeira Sacra es más profunda. Es conocer monasterios, contemplar carballos o conversar con los vecinos.

Manuel Garrido: "Si nos obsesiona el número de turistas perderemos...
Comentarios