Mordiscos de historia: trillizos en el Monforte de 1947

Franco visitó la ciudad de Monforte trece años después de los natalicios para inaugurar el regadío del Val de Lemos
Monforte, durante la visita del dictador. ARCHIVO Á.A.
photo_camera Monforte, durante la visita del dictador. ARCHIVO Á.A.

A lo largo del mes de octubre de 1974 se registraron en Monforte dos alumbramientos de trillizos en el seno de sendas familias humildes de la ciudad. Fueron dos singulares acontecimientos en la sociedad de aquella época de los que se hizo eco la prensa y en los que tuvieron papeles protagonistas Franco y el gobernador civil de la provincia en el terreno de ayudas a los progenitores de las criaturas.

Sobre el primero de los partos triples, el diario El Progreso, de 3 de octubre de dicho año, informaba que la prolífica señora Anita Negugogori Aguirrebeitia había dado a luz felizmente a dos varones y a una mujer. Se daba cuenta de que se trataba de la esposa de José Rodríguez Rodríguez, un modesto vendedor en un kiosco de la capital de Lemos.

En la crónica del natalicio se incidía en la precaria situación económica del matrimonio, dándose la triste circunstancia de que el padre de las criaturas era inútil del brazo derecho y de ambas piernas. Añadía la información que tanto la madre como los bebés se encontraban en perfecto estado y que los pequeños habían sido bautizados con toda solemnidad.

Esta familia, a principios del mes de noviembre, se iba a llevar una alegría al recibir de manos del alcalde, Francisco Arechaga Vázquez, 100 duros del donativo de mil pesetas que el gobernador civil de la provincia efectuó para repartir entre los dos modestos hogares monfortinos que se habían visto sorprendidos por triples alumbramientos.

Pero mucho mayor iba a ser la alegría de Anita Negugogori y José Rodríguez a principios de diciembre cuando en el despacho del regidor Francisco Arechaga, acompañado de los tenientes de alcalde Enrique Gutiérrez, José Méndez y José Martínez Alonso, junto con el secretario de la corporación, Ramiro Rodríguez López, recibían en nombre de su Excelencia el Jefe del Estado, Francisco Franco, tres mil pesetas. La crónica precisaba que el Caudillo le concedía ese dinero como 'galardón a la maternidad' por el triple natalicio.

Franco, trece años después, visitaría Monforte para inaugurar el canal de regadío del Val de Lemos. Dudamos que recordase a los trillizos Rodríguez Negugogori, hechos ya unos mozos, a cuyos padres había premiado.

El matrimonio de kiosqueros rogó al mandatario monfortino que transmitiese al Generalísimo en su nombre su eterno agradecimiento por el dinero recibido. Y es que tres mil pesetas de 1947, todavía en tiempos de racionamiento, eran un dineral para un hogar con escasos recursos.

El otro nacimiento de trillizos en ese año se produjo hacia finales de octubre. En este caso fueron dos niñas y un niño los que trajo al mundo la esposa de un modesto obrero de la ciudad llamado Mariano Rodríguez Lago, oficial zapatero, de salud delicada. Con los trillizos, según las crónicas de la época, la modesta familia pasaba a tener 7 hijos, todos ellos de corta edad y que viven en la mayor indigencia, de acuerdo con el relato del corresponsal de El Progreso publicado el 22 de octubre de 1947.

Los pequeños fueron bautizados en la iglesia de los Escolapios y apadrinados por destacadas personalidades locales. El alcalde, Francisco Arechaga, visitó a los padres de los recién nacidos, haciéndoles entrega de diversos obsequios y prometió otras ayudas.

Por su parte, las damas de Acción Católica visitaban a las criaturas a diario para que en sus primeros días de existencia no les faltase de nada.

Comentarios