Monforte tiene el presupuesto "máis social da súa historia", asegura Tomé

La encargada de defender las cuentas fue la responsable del área económica, Gloria Prada
Los miembros del equipo de gobierno, momentos antes del inicio del pleno. L.A.R.
photo_camera Los miembros del equipo de gobierno, momentos antes del inicio del pleno. L.A.R.

El pleno de la corporación monfortina aprobó en la tarde de este lunes el presupuesto municipal para el próximo 2023, que asciende a 15,3 millones de euros. Lo hizo con los votos a favor de los ediles del gobierno local, en manos del PSOE. El alcalde, José Tomé Roca, no dudó en calificarlos de "os máis sociais da historia do noso concello".

La encargada de defender las cuentas fue la responsable del área económica, Gloria Prada, quien explicó que se destinan 1,7 millones de euros al servicio de ayuda en el hogar. Esta partida se incrementa en 325.000 euros hasta alcanzar una subida presupuestaria del 23,21%.

A ello se le suman las cantidades destinadas a emergencia social (un 17% más hasta llegar a los 60.000 euros); al programa Xantar na Casa, para cubrir las 35 solicitudes existentes y al que se destinan 22.000 euros; o los 146.000 euros para mantener en funcionamiento la guardería municipal, así como ayudas para que los más necesitados puedan pagar electricidad o gas.

Los partidos de la oposición no compartieron ni los criterios ni la filosofía de los presupuestos diseñados por el gobierno que preside José Tomé.

la oposición. El primero en intervenir en el pleno fue el concejal del BNG Emilio Sánchez, quien criticó que no se hubiese convocado a la oposición para aportar ideas para la redacción de las cuentas. Lamentó que no se recogiesen ideas que su formación lleva años reclamando, como destinar partidas para la redacción de un Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), la creación de una zona pública de baño en el río Cabe o ejecutar arreglos en el mercado ganadero.

Desde Esperta Monforte compartieron las demandas del partido nacionalista y, al mismo tiempo, su portavoz Germán Vázquez, afeó al gobierno por no reducir el Impuesto de Bienes Inmuebles (Ibi) en tiempos de crisis para "mantener los cuatro millones de euros anuales de recaudación", destacó entre otras críticas centradas "en una verdadera política de ahorro energético".

El PP, por medio de Katy Varela, indicó que no consideraba que el presupuesto municipal para 2023 "fuese tan social", pues el incremento para la ayuda en el hogar era el necesario para mantener un servicio digno, pero insuficiente para dar cobertura "a las 120 personas mayores que están en lista de espera para ser atendidas".

Varela lamentó además que no haya más inversiones en la mejora de instalaciones sociales y culturales del municipio y que las subvenciones que llegan a parroquias y barrios sean escasas.

El gobierno monfortino negó las críticas de los partidos de la oposición, reiterando el aspecto social del presupuesto para 2023 así como la entrada en vigor de la Relación de puestos de Trabajo (RPT) municipal, aprobada recientemente, que permitirá la creación de nuevas plazas de auxiliares administrativos para la Policía Local, Urbanismo e Intervención, así como otro puesto similar multiservicios.

También se prevé convocar dos para la Policía Local para completar una plantilla de 18 personas y habilitar una de gestor para la unidad de registro.

Con todo, José Tomé destacó que por octavo año consecutivo el gobierno local presenta las cuentas "en tempo e forma, froito do rigor e dunha boa xestión económica".

Comentarios