lunes. 23.11.2020 |
El tiempo
lunes. 23.11.2020
El tiempo

Monforte tiene un brote con 18 casos y ramificaciones preocupantes

Exterior de la residencia para personas con discapacidad de Bóveda. AEP
Exterior de la residencia para personas con discapacidad de Bóveda. AEP
Sería foco del de la residencia de Bóveda, con 2 hospitalizados, y de otro en el SAF

Monforte pasó este miércoles del nivel de alerta 1 al 2, y este jueves ya está ha llegado al aviso rojo, propiciado por un brote familiar de 18 casos con ramificaciones en otros ayuntamientos y afectados de colectivos especialmente vulnerables. Ese brote se considera ahora el foco que originó el de la residencia de personas con discapacidad de Bóveda y otro en el Servicio de Atención no Fogar (SAF) de Monforte.

El origen fue una cena de tres parejas de amigos, donde presumiblemente había una persona asintomática que contagió al resto. Posteriormente, esas tres parejas iniciaron respectivamente nuevas cadenas de transmisión que afectan a sus familiares y también personas en sus lugares de trabajo. Así se cree que pudo comenzar el brote en el centro de discapacidad de Bóveda.

Tal y como adelantó este diario, y este miércoles recogía el recuento diario de Política Social, son siete los residentes de ese centro infectados, además de cuatro trabajadores. De los siete usuarios, dos tuvieron que ser ingresados en el hospital de Monforte. El brote dio comienzo en la planta en la que se encuentran los residentes con el mayor nivel de dependencia.

GALICIA
Seis preguntas clave acerca de qué se puede hacer y qué no con las nuevas restricciones

Por otra parte, también se ha visto afectado el Servicio de Atención no Fogar, con una trabajadora infectada igualmente vinculada a este brote. Se está haciendo un cribado a toda la plantilla y a los ancianos usuarios del servicio.

Igualmente, como en esas familias afectadas hay chavales en edad escolar, el brote también se refleja ya en los centros educativos de la ciudad. Desde el lunes permanece cerrada un aula del instituto de A Pinguela tras la detección de un positivo entre el alumnado. También hay otro caso en el CPR Ferroviario y uno más, incorporado al recuento diario de la Consellería de Educación, en el IES Río Río Cabe.

AISLADOS. Así, además de los 18 casos del brote en la ciudad del Cabe más los 11 de la residencia de Bóveda, hay decenas de personas cuarentenadas y aisladas, bien porque son contactos estrechos de algún positivo, bien porque trabajan en un centro o servicio en el que se ha hecho un cribado y siguen esperando turno o resultados.

LUGO
La capital lucense sube de nivel de alerta al pasar de 20 contagios al día a entre 30 y 40

En realidad, el caso de Monforte —el de una reunión familiar o de amigos que se convierte en el foco de brotes que afectan a distintas familias— se da en muchos otros ayuntamientos de la provincia. La inmensa mayoría de brotes detectados en Lugo son fruto de esos encuentros, que tuvieron lugar tanto en el fin de semana del San Froilán como en el del puente del Pilar, y muchos acaban ramificándose a lugares de trabajo de los positivos o a centros educativos.

Sin embargo, este tiene la peculiaridad de que algunos de los afectados trabajan en servicios especialmente sensibles.

Desde que se registraron sendos brotes en las residencias de Outeiro de Rei y O Incio, los primeros en geriátricos de la provincia, Sanidade insistió en la importancia de que el personal extremara el cuidado también en sus relaciones sociales fuera del trabajo.

En el caso de la residencia de Bóveda, ya sufrió un brote en la primera ola de la pandemia. En ese momento habían sido 16 usuarios y 11 cuidadores los contagiado

Aunque la media de edad de estos residentes es mucho menor que la de los de un geriátrico, se trata de personas en una situación heterogénea y, dependiendo de ella, están en condiciones de cumplir con un aislamiento con más facilidad o de transmitir cómo se encuentran de forma más clara. En las instalaciones se encuentran a diario unas 200 personas.

Asilo ► Un positivo en el servicio de cocina
Una trabajadora del servicio de cocina del Asilo de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados de Monforte ha sido diagnosticada con covid-19, lo que ha provocado un nuevo cribado al personal y usuarios de ese centro.
50 altas
Se espera que estos días reciban el alta epidemiológica casi 50 usuarios de las residencias de mayores de Outeiro de Rei y O Incio, al no tener ya síntomas y contar con anticuerpos.

Monforte tiene un brote con 18 casos y ramificaciones preocupantes
Comentarios