miércoles. 21.08.2019 |
El tiempo
miércoles. 21.08.2019
El tiempo

Monforte regresa por unos días al siglo XV

Representaciones en el burgo medieval monfortino. MONTERO
Representaciones en el burgo medieval monfortino. MONTERO

El Ayuntamiento calcula que unas 20.000 personas participaron en el día grande de esta edición de la feria medieval ► Centenares de vecinos se vistieron de época y los locales de hostelería y comercio presentaron una decoración típica

La Feira Medieval de Monforte, que este año llegó a su 17 edición, no tiene tope, pues cada año se baten los récords de participación de público.

Durante la jornada de este sábado, día grande del evento, resultó casi imposible andar por la ciudad y menos por las calles del conjunto histórico en las que se montaron 117 puestos de venta de artesanía, comercio en general y alimentación, además de las numerosas actividades de ocio y espectáculo que se programaron para niños, jóvenes y mayores.

La más exitosa, de largo, fue una justa medieval que se recreó en el recinto del colegio del Cardenal a la que acudieron más de mil personas.

Que esta haya sido la feria más rotunda de todas no lo discute nadie en Monforte. En ello coinciden tanto vecinos como visitantes, que se quedaron asombrados con el resultado del evento, pero sobre todo los profesionales del sector de la hostelería, que este sábado no dieron abasto para atender todas las comandas.

Según el Ayuntamiento, en Monforte se congregaron en torno a 20.000 personas a lo largo de la jornada de este sábado , sobre todo a partir de la una de la tarde y hasta bien avanzada la noche. Quien no haya tenido la oportunidad de sumergirse en el medievo monfortino aún está a tiempo, pues el festejo continúa hoy, ofreciéndole a todos el mismo programa de actividades.

TODOS VOLCADOS. El alcalde monfortino, José Tomé, fue el encargado de saludar a todos con un discursos pronunciado en la Praza de España con el que invitó a disfrutar de una fiesta en la que cada año se involucran más los vecinos y el sector comercial y hostelero, como lo demuestra la gran cantidad de personas que se visten de época y la decoración propia que hay en cafeterías y restaurantes.

En el concurso de engalamiento de locales de hostelería y comercio el primer premio fue para el bar Cristal. El segundo recayó en Calzados Aira.

En cuanto al certamen de adornos de balcones, los galardones acabaron en manos de la asociación de vecinos del barrio de Rioseco, en el bar Cristal y en el Espazo +60 de Abanca.

Por lo que respecta a los ganadores de vestimenta medieval, en la categoría de grupo de adultos, los dos primeros puestos fueron para José Manuel Mougán y para la asociación de vecinos de Rioseco.

En parejas adultas, se reconocieron los trajes de Isabel García y Clara Varela y de Nair y Enar González; mientras que en individual los premios los recibieron María Teresa Martínez y Rosana Rodríguez.

Aquí no quedaron los galardones, pues el Ayuntamiento quiso reconocer al grupo infantil de Tamara Melle González y a las parejas formadas por Alma y Nía Otero y Ana y Belén Álvarez. En cuanto a los premios individuales en esta categoría, estos fueron para José Antonio Vila y Noa Díaz.

Monforte regresa por unos días al siglo XV
Comentarios