martes. 07.12.2021 |
El tiempo
martes. 07.12.2021
El tiempo

Monforte marca los pasos más pegadizos en la explanada de A Compañía

undefined
Fernando Valladares presenta a Alma (de naranja, con el brazo levantado), Vera y Mara Espino y Yeray Álvarez. MIGUEL PIÑEIRO
La escuela Ritmo Lugo realizó una gala en A Compañía en la que la pequeña Alma Díaz, campeona de España con su grupo, bailó en casa

Aún se resiste el buen tiempo a marcharse y dejar paso a la lluvia y el frío. Este domingo, la escuela de danza Ritmo Lugo miró al cielo y respiró aliviada. La gala que celebró en Monforte, en plena explanada de A Compañía, contó con el respeto del clima. "Teníamos mucho miedo, menos mal", señalaba una madre.

Unas 30 alumnas y alumnos de la academia mostraron a la ciudad del río Cabe sus destrezas. El evento arrancó con la presentación en sociedad de la pequeña Alma Díaz, monfortina (sus raíces familiares están en el barrio de A Florida) que a sus cinco años es toda una campeona de España.

Alma no baila sola. Su medalla de oro, conquistada en Alicante en la modalidad de baile caribeño, es compartida con las hermanas Vera y Mara Espino y Yeray Álvarez. Su grupo encandiló a Monforte, algo que ya auguró su profesor, Fernando Valladares, conductor de la ceremonia y que lleva nueve años dando clases de baile en Monforte.

undefined

"Xa a verán bailar", anunció el director de la escuela sobre Alma, que bailó en casa. Ella, Vera, Mara y Yeray mostraron algunos de los pases que les hicieron triunfar en Alicante, de donde volvieron, como dijeron, muy contentas.

La bachata o la salsa son algunas de las especialidades de este grupo de bailarinas y bailarines, que también hacen sus pinitos con la gimnasia rítmica o el hip hop. "Nos gustan todos", contestaron casi al unísono cuando se les preguntó por su preferido.

La gala. Unas cien personas acudieron a la cita con Ritmo Lugo para ver cómo bailaban Alma y sus compañeros. Luego la danza se trasladó a las instalaciones del Ateneo Casino, donde da clases Fernando Valladares.

La intención de esta especial gala al aire libre, que ambientó con baile y pegadiza música uno de los parajes más emblemáticos de Monforte, no era solo presumir de coreografías, sino reivindicar la danza como actividad.

undefined

"Hay mucha gente que no sabe que el baile tiene incluso federación propia. Es un deporte más y se puede competir, resulta muy interesante", comentaban algunos de los padres y madres que llegaron hasta Monforte acompañando a sus hijos, deseando bailar desde primera hora.

No fue posible hacer acrobacias muy complicadas debido al suelo de piedra, pero el público disfrutó y aplaudió los movimientos de los grandes protagonistas del día. Y, por supuesto, quedó encandilado con Alma, su vecina residente en Lugo que se deja ver mucho por Monforte con su familia y que este domingo bailó como nunca en casa.

Monforte marca los pasos más pegadizos en la explanada de A Compañía
Comentarios