Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

Monforte exporta cirugía

Sousa, durante luna de las intervenciones en Irán. EP
Sousa, durante luna de las intervenciones en Irán. EP

El especialista Alejandro Sousa realizó tres operaciones en Irán que se retransmitieron en directo en un congreso de urología

El urólogo monfortino Alejandro Sousa acaba de regresar de Teherán (Irán), donde participó en un congreso sobre su especialidad en el que se proyectaron en directo tres operaciones que él mismo realizaba en una clínica privada de la capital.

En concreto, Sousa practicó una intervención para solucionar un caso de incontinencia femenina, otra en la que se trató un prolapso con la colocación de una malla de fabricación española y una tercera en la que resolvió un caso de incontinencia masculina aplicando la técnica Remex, que se desarrolló en el hospital comarcal de Monforte hace unos 15 años.

Alejandro Sousa explicó este jueves que es el cuarto viaje que realiza a Irán para formar parte de los congresos de urología. Habitualmente hace cirugías aprovechando la estancia y esta vez esas intervenciones se fueron retransmitiendo de manera simultánea entre los congresistas. «Hay un grupo de ginecólogos y urólogos con los que tengo contacto continuado y me invitaron a mostrar allí los protocolos de trabajo que normalmente seguimos en el hospital de Monforte y el uso de estas mallas", dijo Sousa.

El especialista añadió que "Irán es un país en el que el nivel de la medicina básica es bastante bueno pero cuando hablamos de servicios más especializados que requieren determinada tecnología no hay tantos recursos. Hay cirugías que aquí son muy habituales que allí son más novedosas".

La intervención en la que se colocó una malla a un paciente varón para tratar la incontinencia urinaria lleva mucho tiempo desarrollándose en Monforte. Se trata de colocar un dispositivo de fabricación española que se utilizaba para tratar las incontinencias femeninas. En Monforte se desarrollaron determinadas modificaciones (como el diseño de una base) para que también pudiese usarse en hombres.

Además, en el hospital comarcal se diseñó la técnica quirúrgica para colocarla. "Es un tejido que lleva unos tensores que después de la intervención se pueden ajustar a las características de cada paciente mediante la manipulación de un mecanismo. Incluso se puede reajustar diez años después con una intervención mínima que solo precisa anestesia local", comentó ayer Sousa. A los equipos iranís les enseñó, entre otras cosas, como colocar la malla y como ajustarla.

Mas allá de los aspectos médicos abordados en el congreso, Sousa también pudo comprobar la organización del sistema sanitario en Irán.

"En esta estancia operé en una de las mejores clínicas privadas del país, pero en las otras trabajé tanto en sanidad pública como privada y lo que pude comprobar es que el hospital comarcal de Monforte no tiene nada que envidiar a los de allí», dice Sousa. "Puede ser que en la mejor clínica privada iraní haya habitaciones individuales, pero la dotación de equipos y de quirófanos es aquí mucho más completa", insistió.

Monforte exporta cirugía
Comentarios