jueves. 02.12.2021 |
El tiempo
jueves. 02.12.2021
El tiempo

El modelo de viticultura de la Ribeira Sacra, cuestionado por 7 bodegueros

Un momento de la vendimia en una de las subzonas de la denominación de origen Ribeira Sacra. AEP
Un momento de la vendimia en una de las subzonas de la denominación de origen Ribeira Sacra. AEP
Se reclama que los vinos puedan tener 10,5 grados de alcohol y otros niveles de acidez 

En los 25 años de existencia de la denominación de origen (DO) Ribeira Sacra nunca hubo un enfrentamiento tal entre vocales del consejo regulador y su presidente, el soberés José Manuel Rodríguez, al frente del órgano rector desde que en 1993 obtuvo la catalogación de Viño da Terra. Una grupo de bodegueros, un total de siete del casi centenar amparados por la DO, han promovido un cambio en la reglas que llevan funcionados cinco lustros con grandes resultados.

Esas modificaciones propuestas son de tal magnitud que Rodríguez, en una carta enviada a todos y cada uno de los viticultores y productores, no ha dudado en calificar de "un cambio no modelo de viticultura, de tipo de viño e dos niveis de control" del proceso productivo que se lleva a cabo en la Ribeira Sacra.

PETICIONES. Los díscolos del consejo regulador quieren, por ejemplo, que ahora se permita como variedad autorizada el palomino (también llamada garnacha), cepas que en su día, cuando se creó la DO, se pidió que fuesen arrancadas por no ser autóctonas. Cientos de viticultores las retiraron al no poder usar sus uvas para amparar su vinos tras el paraguas de Ribeira Sacra, replantando con cepas mencía, la variedad predominante en la zona.

Incluir el palomino, que se arrancó en la DO para favorecer la mencía, chirría en el sector

No ha sido la única reclamación que ha llamado la atención de más de uno. Los viticultores consultados dijeron no entender cómo quieren que se baje el grado alcohólico de los vinos producidos hasta los 10,5 grados cuando la inmensa mayoría los embotella con un mínimo de 13; o que se reduzca la acidez total de acético y de dióxido de azufre a unos niveles que muchos creen inadecuados.

Si estas cuestiones han llamado la atención dentro del mundo del vino de la Ribeira sacra, otras han puestos nerviosos a no pocos bodegueros, como solicitar reducir los tiempos de permanencia de los caldos en barrica para envejecerlos y que sirva cualquier envase, menos los de poliéster.

CALIDAD. En cuanto a los controles de aforos y calidad, los peticionarios del cambio del reglamento quieren que se haga solo uno al final de la vendimia y otro cada dos meses, pues, dicen, es un gran coste para el consejo regulador realizar los exhaustivos controles que lleva a cabo actualmente.

Asimismo, quieren que haya la posibilidad de pasar "un viño de barrica a un de garda según o interés da adega".

La negativa del presidente de la DO a tratar solo dentro del consejo (quiso abrirlo al conjunto de la DO) motivó que se le presentase una moción de censura que aún no ha sido tratada.

Los críticos han presentado una queja tanto ante Medio Rural como en la oficina de la Valedora do Pobo por no convocarse el pleno censor.

El modelo de viticultura de la Ribeira Sacra, cuestionado por 7...
Comentarios