sábado. 19.10.2019 |
El tiempo
sábado. 19.10.2019
El tiempo

¿Mira José Tomé al pazo de San Marcos?

José Tomé Roca. AEP
José Tomé Roca. AEP

Una hipotética candidatura del alcalde de Monforte a presidir la Diputación, que él niega, amenaza con elevar la tensión en el PSOE

A una semana de las elecciones municipales y a falta de saberse si el PSOE mantiene la Diputación, a Darío Campos, actual presidente y candidato a volver a serlo -así lo manifestó públicamente y la dirección provincial del partido le apoyó- ya le ha salido un competidor. El alcalde de Monforte y también candidato a la reelección, José Tomé Roca, habría iniciado contactos con algunas agrupaciones de la provincia -según la información que ha llegado al entorno de algunos miembros de la ejecutiva provincial- para sondear su disposición a apoyarle en una hipotética lucha por la presidencia de la Diputación.

Él niega la mayor. "Non falei con ninguén nin ninguén falou comigo. Estou centrado en gañar as eleccións. Non é un tema que me plantee de momento. A futuro? Nunca se pode dicir desta auga non beberei. Veremos cal é o resultado, que saca cada un [en referencia a candidatos socialistas de otros concellos] e en función diso xa veremos o que di a dirección do partido", explicó.

De esa dirección forma parte él y también Campos, quien este lunes aseguraba que no tenía conocimiento de los presuntos movimientos de Tomé. "Primeiro hai que gañar a Deputación. Eu son de paso a paso, de partido a partido", afirmó con su tan socorrido símil futbolístico, a la vez que confirmó que él mantendrá su candidatura. "Son unha persoa de palabra. Se hai máis competidores? Haberá que elixir", afirmó, con sorpresa relativa. Así, aunque las pretensiones de Tomé serían para él "unha sorpresa", al mismo tiempo reconoce que "en política xa non me sorprende nada".

Su propia llegada a la presidencia de la Diputación, en octubre de 2015, estaba totalmente fuera del guion cuando medio año antes se presentó a la alcaldía de A Pontenova. Campos acabó siendo candidato después de que Lara Méndez, que era la primera opción, tuviera que hacerse cargo de la alcaldía de Lugo; de que en la batalla entre Juan Carlos González Santín y Manuel Martínez ganara este y, a continuación, el BNG lo vetara, lo que acabó provocando que el alcalde de Becerreá entregara la Diputación tres meses al PP.

A falta de saber qué resultados deparará el domingo al PSOE, una hipotética pugna por la presidencia de la Diputación sería un nuevo elemento de tensión. En algunas zonas de la provincia -como la sur, mismamente-, el liderazgo de Campos fue discreto y si el resultado de Tomé en las urnas es el que las encuestas vaticinan, podría ganar peso en el partido y sentirse letigimado para aspirar a la Diputación.

En los mentideros de su propio partido y de los rivales hace tiempo que se habla de la supuesta ambición del monfortino, un político al que definen como dotado de gran olfato y habilidad política y obstinado en sus objetivos. Además, contaría con otros elementos a su favor, como su cercanía a la dirección gallega -alejada de la provincial- y de la nacional. El propio Pedro Sánchez estuvo en Monforte en su campaña de primarias para agradecer el apoyo manifestado por Tomé.

El secretario provincial del PSOE, Álvaro Santos, afirmaba este lunes desconocer las intenciones de Tomé. "Paréceme máis ruído ca realidade, pero se fose así sería absolutamente inoportuno porque estamos noutra cousa. Estamos no 26-M, con boas perspectivas e facendo un bo traballo. O candidato á presidencia da Deputación é Darío, e quen estea pensando noutras cousas estará pensando en calquera cousa menos no 26-M", afirmó Santos con su habitual franqueza.

El también diputado destacó que Campos gestionó la Diputación en unas "circunstancias extremas" y recordó que manifestó su intención de seguir al frente de la misma "se as eleccións o permiten, que eu creo que si", opina. Recalcó, por otra parte, que antes de hablar de candidatos a presidir la institución provincial "hai que facer moitas cousas. Hai que ser concelleiro, hai que ser deputado...", enumeró. Ahora, Tomé no tiene plaza en la Diputación.

¿Mira José Tomé al pazo de San Marcos?
Comentarios