lunes. 06.07.2020 |
El tiempo
lunes. 06.07.2020
El tiempo

Los viticultores hacen frente a una vieja y recurrente plaga, el mildiu

Una mujer, en la vendimia. ARCHIVO
Una mujer, en la vendimia. ARCHIVO
Este hongo, como el black rot, no ha cogido desprevenidos a los profesionales del sector, que se afanan en el uso de fitosanitarios para impedir que se dañe la cosecha de este año

El fuerte calor y la elevada humedad son los dos elementos necesarios que provocan un cóctel perfecto para acabar con una cosecha de vino en cualquier denominación de origen. De ello saben mucho los viticultores de la Ribeira Sacra. Llevan años luchando contra plagas como el mildiu o el black rot, endémicas en cualquier zona de viñedos. Estos días, los profesionales del sector se emplean a fondo en las diferentes subzonas para mantener a raya a estos hongos. 

La presencia del mildiu en la zona parece ser cíclica y siempre aparejada a fenómenos tormentosos. En junio de 2016, tanto este hongo como unas fuertes granizadas habían mermado de forma importante la cosecha prevista; algo que se reprodujo en 2018, en el mismo mes, cuando el pedrisco y la misma enfermedad dejaron en el suelo más de 300.000 kilos de uva en toda la denominación de origen. 

La situación a lunes no era la misma, ya que el granizo no hizo acto de presencia, aunque sí el mildiu. Este último está controlado por los viticultores, que se afanan en la limpieza de la hoja que sobra en las vides para que el fruto esté aireado, pero también en la aplicación de productos fitosanitarios que sirven para controlar la enfermedad. 

El presidente del consejo regulador Ribeira Sacra, José Manuel Rodríguez, explicó que esta época del año, con gran calor por el día y rocío a las noches, es el perfecto "caldo de cultivo para hongos como el mildiu". Añadió que ya hubo "ataques importantes" debido a que las variedades preferentes en la denominación "son más sensibles", lo que obliga a los viticultores a tratar los viñedos poco a poco, con mucho criterio, para impedir que la amenaza provoque una merma importante en la cosecha de este año. 

"Cuando llegas a las viñas por la mañana las cepas están empapadas, como si lloviese, a causa de la evaporación y ese es un ambiente idílico para hongos como el mildiu", dijo Rodríguez, quien también aclaró que no todas las subzonas están afectadas por igual.

Los viticultores hacen frente a una vieja y recurrente plaga, el...
Comentarios