viernes. 04.12.2020 |
El tiempo
viernes. 04.12.2020
El tiempo

La mejor vacuna vuelve a ser el civismo

Dos mascarillas tendidas de la rama de un árbol. BONITISMO
Dos mascarillas tendidas de la rama de un árbol. BONITISMO
El grupo Bonitismo, creado en Chantada para limpiar de basura los caminos, denuncia la gran presencia de mascarillas usadas en el suelo

Los vertederos incrontrolados son una de las grandes lacras del medio rural en Galicia. A los desperdicios habituales se les han unido este año las mascarillas, pues hay quien considera que los caminos o montes son un buen lugar para arrojarlas después de su uso. El grupo Bonitismo, creado por Alelí Taboada y Lupe Sánchez Vigo hace cuatro años en Chantada, empieza a verlas de forma muy frecuente en sus rutas contra la basura.

En días pasados, los integrantes de este conjunto de voluntarios volvieron a reunirse para recorrer los alrededores del municipio y retirar todos los residuos que viesen a su paso. La pandemia ha limitado su actividad a cinco o seis personas, lejos de la veintena que hace un año participó en una jornada que sirvió para recoger cien kilos de residuos.

Cruz Fernández es una de las mujeres que forman parte del grupo. En sus rutas, tanto por las parroquias como por el casco urbano de Chantada, se ha hecho usual encontrar dos o tres mascarillas consumiéndose en el suelo tras ser empleadas. La mayoría son quirúrgicas, pero hay hasta del tipo FFP2.

"Cando as ves daste conta de que non son máscaras que se lle caeran a alguén, porque están engurradas ou rotas. Nótase que foron empregadas hai pouco", indica Cruz. Aunque el problema, como es lógico, no está solo en Chantada. Ella misma encontró hace unas semanas mascarillas tiradas por senderos de la sierra de O Xurés.

Latas de refrescos, ropa vieja o cuerdas son otros de los residuos que Bonitismo tiene que retirar cada vez que inicia una de sus rutas

Una de las estampas más curiosas se ve cuando aparecen colgadas de ramas de árboles, como si fuesen ropa tendida. Y es solo una de las muchas y tristes imágenes que protagonizan últimamente estos objetos sanitarios que sirven para combatir la pandemia y que algunos deciden jubilar en medio de la naturaleza.

De todo tipo. Desde que comenzó su actividad, Bonitismo se ha encontrado derperdicios de lo más variado por los suelos de Chantada. La basura intrusa más habitual son los plásticos agrícolas, que aparecen incluso enterrados, lo que dificulta su retirada.

También es frecuente encontrarse electrodomésticos o muebles. En ocasiones hasta es necesario meterse en los ríos para recoger desperdicios que permanecen en el agua descomponiéndose.

Latas de refrescos, ropa vieja o cuerdas son otros de los residuos que Bonitismo tiene que retirar cada vez que inicia una de sus rutas. Estas suelen desarrollarse el último domingo de cada mes, previa reunión en algún punto céntrico de Chantada.

El trabajo del grupo se completa con tareas de concienciación. La gran meta es convencer a la sociedad de la importancia del reciclaje o el respeto por la naturaleza.

La mejor vacuna vuelve a ser el civismo
Comentarios