domingo. 05.07.2020 |
El tiempo
domingo. 05.07.2020
El tiempo

La maquinaria hecha en Monforte llega a Asia

Trabajadores en la planta de Ramiro Vila de Monforte. TOÑO PARGA
Trabajadores en la planta de Ramiro Vila de Monforte. TOÑO PARGA

La firma Ramiro Vila saca al mercado cada año 3.500 tronzadoras para la industria. El 75% de esa cifra se exporta y países como China e India se sitúan como los principales mercados emergentes
 

La firma monfortina Ramiro Vila, una de las empresas más importantes de la ciudad por número de empleados y volumen de facturación, acaba de entrar en el mercado asiático y espera que desde ese continente se afiancen una serie de clientes que le permitirían crecer de manera importante.

La firma  está centrada en la fabricación de cortadoras y tronzadoras que utilizan factorías de sectores como el industrial, el de la construcción, la automoción, el aeronáutico o el de las energías renovables. Su marca comercial es MG y el 75% de la producción se va fuera de España.

Ramiro Vila se ha afianzado con éxito en Reino Unido, Alemania, en varios países del centro de Europa y, más recientemente en Estados Unidos. Además, tiene presencia en Suramérica, en países africanos como Egipto, Marruecos, Argelia o Túnez; y en destinos asiáticos como Arabia Saudí, China o India.

La empresa cuenta con  una plantilla de 40 trabajadores y el 90 por ciento de ella está integrada por personal especializado

Los responsables de la empresa, José Carlos y Elena Vila, creen que son precisamente los países asiáticos los que pueden dar muchas alegrías a Ramiro Vila a medio plazo y que hay posibilidades de consolidar una demanda constante desde esas localizaciones. "Son países en pleno crecemento nos que podemos encaixar moi ben", explica Carlos Vila.

La fábrica de Ramiro Vila (la empresa mantiene el nombre de su fundador) está asentada en el polígono industrial de Monforte y cuenta con una plantilla de 40 personas. El equipo, del que el 90% es personal cualificado, saca cada año al mercado unas 3.500 tronzadoras de los distintos modelos de los que disponen. Explica Carlos Vila que una de las cuestiones a solucionar de cara a su crecimiento es el de la mano de obra. "É complicado atopar persoal cualificado e especializado", insiste.

Para esta empresa los trabajadores son un pilar esencial porque cuenta con un departamento de investigación, desarrollo e innovación muy importante. "Estamos cada día traballando para sacar novas máquinas, agora mesmo temos dous modelos en proceso de desenvolvemento", apunta Vila.

HISTORIA. La firma Ramiro Vila nació en Cataluña en la década de los setenta pero fue en 1988 cuando su fundador decidió trasladar toda la parte de fabricación e investigación a Monforte. Ahora es la segunda generación de la misma familia la que lleva las riendas de la factoría de la ciudad del Cabe y en Barcelona se mantiene el centro de comercialización y distribuciones. "Ata Barcelona enviamos as máquinas por estrada e dende alí organízase a exportación aos distintos países, a maior parte das veces en barco", explica Carlos Vila.  
 

La maquinaria hecha en Monforte llega a Asia
Comentarios