sábado. 16.10.2021 |
El tiempo
sábado. 16.10.2021
El tiempo

El juzgado ampara a la dueña de una mercería a la que iban a desahuciar en Monforte

Rúa Comercio, donde está la mercería. EP
Rúa Comercio, donde está la mercería. EP
La mujer firmó un documento porque entendía que era para arreglar la casa, no para mostrar su disposición a irse

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Monforte ha rechazado como válido un documento privado con el que se pretendía desahuciar a la propietaria de una mercería situada en un inmueble de la Rúa Comercio de la ciudad del Cabe. El juez entiende, según se desprende de la sentencia, que la dueña de este negocio fue engañada para hacerle rubricar un papel con el que permitía realizar obras de rehabilitación en el inmueble que ocupa, casi en estado ruinoso por el paso del tiempo, pero no para decir que estaba dispuesta a marcharse.

La sentencia judicial señala que la propietaria de la mercería, quien desde hace más de 30 años regenta este negocio situado en la casa con los números 9 y 11 de la Rúa Comercio, no podría haber firmado la renuncia a ocupar el bajo de este edificio debido a que, por un lado, sigue ejerciendo la actividad y, por otro, el bajo precio (renta antigua) que paga mensualmente por el local.

En la decisión judicial tuvo que ver el hecho de que los demandantes, los propietarios de la casa, renunciaran a realizar un cara a cara con la mujer que regenta la mercería

Se añade en la sentencia que si la arrendataria firmó el documento que le pusieron delante fue por que pensaba que en él se le comunicaba paralizar la actividad de su negocio durante el tiempo necesario para llevar a cabo las labores de rehabilitación del inmueble, por el riesgo que este llegase a colapsar, y que no tendría que pagar el alquiler durante el tiempo que durasen los trabajos.

RENUNCIA. En la decisión judicial tuvo que ver el hecho de que los demandantes, los propietarios de la casa, renunciaran a realizar un cara a cara con la mujer que regenta la mercería, y ello a pesar de encontrarse presente en el juicio. De este modo, "impidieron que la afectada pudiera dar explicaciones sobre el sentido que, para ella, tenía lo firmado", tal y como figura en la sentencia 00127/2021 dictada recientemente.

A mayores, se indica que es indiscutible el mal estado que presenta el inmueble a nivel general, pero que ello no es óbice para que la dueña de la mercería deje su negocio de forma permanente, tal y como pretendían los propietarios del inmueble, que pueden recurrir.

El juzgado ampara a la dueña de una mercería a la que iban a...
Comentarios