Investigado por conducir a 194 en un tramo de la N-120 limitado a 90 en Pantón

La Guardia Civil no pudo detener en su momento el vehículo, pero la localización del infractor, un salmantino de 32 años, fue posible gracias a un rastreo a través de perfiles abiertos en redes sociales
Un tramo de la N-120. AEP
photo_camera Un tramo de la N-120. AEP

Un vecino de Salamanca de 32 años está imputado en calidad de investigado por la Guardia Civil como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, al conducir a 190 kilómetros por hora en un tramo de la carretera N-120 limitado a 90. Ocurrió en el término municipal de Pantón, en un punto que, además, cuenta con indicaciones de peligro por presentar una "bajada con fuerte pendiente del seis por ciento".

Los hechos ocurrieron el pasado 19 de abril, cuando un radar captó al turismo circulando a dicha velocidad, más del doble de la máxima permitida. La Guardia Civil no pudo detener el vehículo en aquel momento, pero las imágenes tomadas por el radar permitieron iniciar un rastreo de sus potenciales usuarios.

A través de publicaciones en perfiles abiertos en redes sociales, los investigadores ubicaron el coche y a su conductor en un lugar próximo al de la infracción. Un análisis más detallado favoreció la posterior identificación de testigos y del propio implicado.

Peligro

La Guardia Civil pide "precaución y respeto" por los límites establecidos. El Instituto Armado recuerda que la velocidad excesiva o inadecuada es un factor fundamental que determina una mayor o menor incidencia de los siniestros viales, así como la gravedad o grado de las lesiones de las víctimas en caso de accidente. Es también la causa más común y transversal de muerte en la carretera.

Por otro lado, el artículo 379 del Código Penal establece que la conducción de un vehículo motor o un ciclomotor a una velocidad que supere la permitida en 60 kilómetros por hora en el caso de las vías urbanas o los 80 por las interurbanas se castiga con pena de prisión de hasta seis meses y la privación del permiso de conducir por un tiempo superior a uno y hasta cuatro años.